Voluntarios piden ropa y enseres para los vecinos del poblado El Gallinero

  • Necesitan mano de obra para acondicionar la zona inundada.
  • Hace falta de todo: colchones, mantas, sábanas, pañales, comida...
  • Han pedido una excavadora al Ayuntamiento de Madrid.
Así quedó una de las carreteras de acceso a la Cañada Real. (ARCHIVO)
Así quedó una de las carreteras de acceso a la Cañada Real. (ARCHIVO)
ARCHIVO
Voluntarios de las parroquias de Santo Domingo de la Calzada de la Cañada Real y de San Carlos Borromeo de Vallecas han llamado a la solidaridad de los madrileños y han solicitado ropa, calzado y enseres para
los vecinos del poblado chabolista del Gallinero, así como mano de obra para acondicionar la zona afectada

Los residentes en el poblado, compuesto por 500 personas de origen rumano gitano, sufren desde el lunes las consecuencias de la tromba de agua, según CC.OO.. Por ello, llaman a la colaboración para limpiar la zona este fin de semana. Además de colchones, mantas, sábanas, pañales y comida, los voluntarios solicitan lonas, techos, maderas, tablas, máquinas de limpieza, palas y rastrillos para levantar las infraviviendas derruidas por la inundación.

Uno de ellos, Angel Castiblánquez, ha pedido también ayuda al Ayuntamiento de Madrid, al que pertenece el poblado chabolista, para que les facilite una pala excavadora con la que trabajar en las labores de reconstrucción este fin de semana. Concretamente, pretenden tapar los grandes socavones provocados por las lluvias, estabilizar el terreno y colocar las chabolas más afectadas en un terreno más estable, ante futuras inundaciones.

"Si no hay excavadora, la alquilaremos"

"Si no llega la excavadora, tendremos que alquilarla haciendo una colecta entre todos nosotros. De todas formas, vamos a celebrar una reunión de coordinación para comenzar las labores con nuestro propios medios, palas, rastrillos y lo que podamos", señaló Castiblánquez.

Los voluntarios reconocieron el trabajo desarrollado el jueves por los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, que trabajaron durante siete horas para eliminar las balsas de agua acumulada tras la tormenta del lunes. En estas labores participaron tres dotaciones de Bomberos, con dos vehículos de desagüe, una furgoneta con material para el achique de agua con dos bombas adicionales y un coche de mando desde las 10.30 a las 17.30 horas.

"Había zonas muy anegadas, con bastante profundidad. Aunque las bombas han sufrido, han trabajado a un ritmo aceptable, aunque no óptimo. La zona ha quedado más limpia, pero si vuelven a llamarnos para solicitar ayuda, allí estaremos", destacó el portavoz de Emergencias.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento