La historia de tres hermanos que luchan contra el mismo tipo de cáncer infantil

Tristen, Caison y Carter, tres hermanos de Atlanta con el mismo tipo de cáncer infantil poco frecuente.
Tristen, Caison y Carter, tres hermanos de Atlanta con el mismo tipo de cáncer infantil poco frecuente.
GOFUNDME

Tristen (5 años), Caison (3 años) y Carter (7 meses) son tres hermanos estadounidenses que han sido diagnosticados con el mismo tipo de cáncer infantil raro: retinoblastoma, un tumor que se desarrolla en la retina y que afecta con más frecuencia a bebés y niños pequeños.

Su historia ha salido ahora a la luz después de que sus padres, Aaron y Angie Rush, hayan puesto en marcha una campaña en GoFundMe para recaudar fondos y poder costear los tratamientos de los tres pequeños.

"Fue un shock y una sorpresa. A veces es difícil de llevar", ha contado Angie en declaraciones que recoge la cadena CNN.

Tal y como explican en la web de la campaña, Tristen fue diagnosticado con este cáncer cuando tenía solo cuatro semanas de vida. Desde entonces, los padres no han parado de visitar el hospital infantil de Atlanta para los tratamientos de quimioterapia y láser, entre otros.

Dos años más tarde nació Caison, también con retinoblastoma, y la historia volvió a repetirse poco después del nacimiento de Carter.

Angie, la madre de los pequeños, tuvo el mismo cáncer cuando era niña y logró superarlo. Al quedarse embarazada, era consciente de que existía un 50% de posibilidades de transmitirlo a sus hijos, pero nunca pensó que los tres tuviesen que luchar contra la misma enfermedad.

Además, el alto coste del tratamiento contra el cáncer de los tres niños ha obligado a los padres a vender su casa de Atlanta e irse a vivir con otros familiares. "Creamos un GoFundMe con la intención de recaudar un poco de dinero, porque esto cuesta mucho, aunque tengas seguro médico", sostiene Aaron. En un mes, la pareja ha logrado recaudar 74.000 dólares.

Los dos hijos más mayores, Tristen y Caison, evolucionan de manera favorable y "no han tenido tumores nuevos en mucho tiempo", ha declarado Angie, que ha añadido que todavía están bajo vigilancia, tratamientos y chequeos médicos. "Esto los ha hecho más fuertes. Es algo de lo que pueden hablar con otras personas y alentar a otros niños con cáncer para darles fuerza", ha sostenido.

Los síntomas del retinoblastoma son poco frecuentes, según explican desde la Clínica Mayo. Entre estos síntomas se encuentran los siguientes: un color blanco en la pupila cuando una luz brilla sobre el ojo —se puede ver al tomar una fotografía con flash—, cuando un ojo parece mirara en dirección diferente al otro, enrojecimiento ocular e hinchazón en los ojos, enumeran.

Según la Clínica Mayo, en los niños que heredan el retinoblastoma de sus progenitores, "la enfermedad suele aparecer a una edad más temprana" y "en ambos ojos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento