Osakidetza investiga un posible caso de rabia humana en un hombre al que un animal mordió fuera de la Península

La Dirección de Salud Pública del Gobierno Vasco ha puesto en marcha el protocolo de actuación ante un posible caso de rabia en un hombre al que un animal mordió cuando se encontraba fuera de la Península Ibérica, según ha informado Osakidetza, que no ha aportado más datos sobre el lugar en el que se habría producido el posible contagio, aún sin confirmar.

La decisión de activar el protocolo se ha adoptado debido a los síntomas que presenta la persona afectada, así como por el antecedente que supuso el caso del hombre fallecido el pasado mes de diciembre en Bizkaia, tras haber sido contagiado de rabia por la mordedura de un gato cuando se encontraba en Marruecos.

En esta ocasión, de confirmarse la rabia en esta persona, también se trataría de "un caso importado", puesto que la mordedura se produjo cuando el hombre se encontraba "fuera de la Península", según ha informado Osakidetza en un comunicado.

La persona afectada por el mordisco se encuentra ingresada en el Hospital Universitario Araba-Santiago, en Vitoria. A la espera de la confirmación del caso, la Dirección de Salud Pública del Gobierno Vasco ha puesto en marcha el protocolo de actuación y ha adoptado ya las medidas preventivas establecidas.

ANÁLISIS DEL ENTORNO

Además, se han empezado a analizar los contactos en el entorno de la persona afectada y se ha puesto en conocimiento del caso al Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Salud.

La Dirección de Salud Pública se encuentra a la espera de conocer los resultados definitivos de los análisis efectuados a esta persona, que se obtendrán en los próximos días, para confirmar o descartar que está infectado por rabia.

La rabia es una enfermedad vírica que afecta al sistema nervioso central, y que se transmite a las personas por la saliva a través mordeduras o arañazos de animales domésticos o salvajes que están infectados.

El periodo de incubación de la rabia es muy variable y podría ir desde una semana a un año, aunque la media estimada es de dos meses.En Euskadi, el único caso que consta en estos últimos 30 años se detectó el pasado mes de diciembre.

En aquella ocasión, el paciente, al que un animal mordió cuando se encontraba en Marruecos, falleció el 13 de diciembre en el Hospital Universitario Cruces. Osakidetza ha subrayado que los animales domésticos de Euskadi "están libres de rabia".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento