Son Llàtzer acoge la primera jornada balear de rehabilitación cardiaca

El Hospital Universitario Son Llàtzer acoge la Primera Jornada Balear de Rehabilitación Cardiaca y Prevención Secundaria Cardiovascular, organizada por el Doctor Joan Torres y el Doctor Tomàs Ripoll, miembros del Servicio de Cardiología.

Los objetivos del encuentro son dar a conocer los beneficios de la rehabilitación cardiaca y actualizar las recomendaciones sobre los factores de riesgo cardiovascular y el tratamiento antitrombótico de los pacientes con alguna enfermedad cardiovascular.

La rehabilitación cardiaca es un proceso multidisciplinario que tiene como objetivo la recuperación física, psicológica, social y laboral de los pacientes con alguna enfermedad cardiovascular.

La jornada ha sido inaugurada por la consllera Patricia Gómez, y el director general del Servicio de Salud de las Islas Baleares, Juli Fuster, acompañados por el gerente de Son Llàtzer, Francisco Marí, y los responsables de los servicios de Cardiología, Tomàs Ripoll, y Rehabilitación, Carmen Buen.

Las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la causa principal de muerte en Baleares, de las 8.206 defunciones registradas en 2018, el 28 por ciento fueron causadas por alguna enfermedad del sistema circulatorio.

De hecho, el Código Infarto registra cada año en las Islas unos 400 casos de infarto con elevación del segmento ST, el 75 por ciento de los cuales son sufridos por hombres, y si se añade el resto de síndromes coronarios agudos, se estima que el número asciende a casi mil cien.

De los casos de pacientes que han sufrido un infarto con elevación del segmento ST, el 51 por ciento son hipertensos, el 40 por ciento fumadores, el 37 por ciento dislipémicos y el 22 por ciento diabéticos.

Según los registros europeos y españoles, el control de los factores de riesgo cardiovascular es muy mejorable. Por ejemplo, solo el 26 por ciento de los pacientes con algún problema coronario tienen controlado el nivel del colesterol LDL de acuerdo con las recomendaciones de las sociedades científicas, y el 50 por ciento de fumadores siguen fumando después de haber sufrido un infarto.

La Unidad de Rehabilitación Cardiaca del Hospital Universitario Son Llàtzer, única en Baleares, se creó en 2014 y desde entonces ha atendido a 480 pacientes que habían sufrido algún problema cardiaco agudo, a fin de mejorar su supervivencia a largo plazo y su calidad de vida.

Está formada por un equipo multidisciplinario de especialistas en cardiología y en rehabilitación junto con personal de enfermería, de fisioterapia y de la especialidad de psicología; también colaboran los servicios de Endocrinología, Neumología y Urología.

Se trabaja conjuntamente para que los pacientes atendidos se recuperen no solo físicamente sino también psicológica, social y laboralmente. En los casos de pacientes que han padecido un infarto agudo de miocardio, la rehabilitación cardiaca consigue reducir un 25 por ciento el riesgo de mortalidad cardiovascular y un 20 por ciento la posibilidad de volver a ser hospitalizado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento