La entrada en vigor de la zona de bajas emisiones lidera las quejas enviadas a la Síndica de Greuges de Barcelona

  • Los temas sobre medio ambiente y acceso a la vivienda también protagonizan las solicitudes.
  • En el 87% de las solicitudes se ha dado la razón a la ciudadanía.
La síndica de greuges de Barcelona, Maria Assumpció Vilà (Arxiu)
La Síndica de Greuges de Barcelona, Maria Assumpció Vilà, en imagen de archivo.
EUROPA PRESS - Archivo

La Síndica de Greuges de Barcelona destaca que el 30% de las quejas atendidas han estado relacionadas con derechos sociales y que en total se han hecho más de 3.600 actuaciones. Maria Assumpció Vilà ha presentado esta mañana el balance del año 2019.

La mayor parte de los casos atendidos durante el año 2019 han hecho referencia a la zona de bajas emisiones, transporte, vivienda, educación, sanidad, servicios sociales, ciudadanía y accesibilidad. 

En total, los barceloneses ha formalizado 149 quejas durante el año 2019 por la zona de bajas emisiones. Desde la Sindicatura de Greuges creen en la importancia de esta medida como iniciativa para reducir la contaminación. Aún así, tras las quejas que se han formulado, ha abierto una actuación de oficio para analizar el proceso de implementación de las restricciones circulatorias en la ciudad de Barcelona. El foco principal de los ciudadanos es el no poder cambiar el vehículo o adaptarlo a los baremos necesarios, por motivos económicos. Quejas que también destacan desde el colectivo de personas con problemas de movilidad, ya que un cambio en el coche supone un coste muy elevado.

La T-Movilidad se presenta como una iniciativa de tarjeta unipersonal que, entre otras cosas, calculará el precio personal del transporte. Abril de 2020 se anuncia como el inicio de uso para determinados títulos de transporte y zonas, pero hasta el día de hoy no hay más información al respeto, por lo que se pone en duda la implementación el próximo mes de abril.

Otras preocupaciones de la ciudadanía versan sobre el acceso a una vivienda para las familias que han sido desahuciadas, la ineficacia de la empresa que lleva a cabo el Servei d'Atenció Domiciliària, la situación de las personas sin hogar y los cambios en el transporte debidos, por un lado, a la entrada en vigor de la zona de bajas emisiones y, por otro, a los cambios en las tarjetas de transporte público. Destaca el aumento en un 50% de las quejas por ruido.

En el año 2019 la Sindicatura de Greuges ha efectuado 3.679 actuaciones, mientras que en el año 2018 la cifra fue muy similar: 3.604. En el informe se recoge que en el 87% de las actuaciones se les ha dado la razón a los ciudadanos -de forma total o parcial-, porcentaje que aumenta de forma consecutiva desde el 2017.

Contaminación acústica

En el año 2019 han aumentado en un 50% la quejas por contaminación acústica. Entre ellas destaca el ruido de los aires acondicionados, las molestias por actividades de bares o terrazas en el entorno de viviendas y la recogida de basura. Desde la Síndica de Greuges apuntan que una de la posibles soluciones sería establecer un diálogo entre los afectados, de forma que con una mediación se llegue a una mejor convivencia para todos.

Asignación de vivienda

Entre las quejas recibidas destaca la ralentización en la asignación de una vivienda para familias desahuciadas. Desde la Síndica de Greuges apuntan que la emergencia habitacional aúna muchos esfuerzos del Ajuntament y que la vivienda es un tema que preocupa mucho. 

Algunas de las soluciones temporales son ofrecerles que vivan en una pensión y explican que esa es una situación que no se puede mantener. Han sido 486 familias que se han dirigido a la Síndica para denunciar esta situación. Durante el año 2019, se ha decidido actuar de oficio ante la realidad de la vivienda compartida en la ciudad. Aún así, las familias que esperan un techo han descendido en 200 entre el año 2018 y 2019.

También continúa la preocupación de las personas sin hogar en la ciudad. La Síndica de Greuges ha cerrado la actuación de oficio sobre la situación de las personas sin hogar durante el año 2019 y se está trabajando en la elaboración de las conclusiones. Las personas sin hogar que han denunciado diversas situaciones durante el año ya acabado han sido 24 personas, tres más que el anterior.

Servei d'Atenció Domiciliària

Las quejas por el Servei d’Atenció Domiciliària, hacen referencia al incumplimiento por parte de la empresa prestadora del servicio en cuanto a horarios. También se han recibido protestas por el cambio constante de las personas que acompañan a los beneficiarios del servicio, lo que causa inestabilidad entre los usuarios. Esto puede traer consecuencias en cuestiones como la higiene personal o el control de la alimentación. En el segundo semestre de 2020, desde el Ajuntament de Barcelona, convocarán un nuevo contrato para este servicio.

Acceso a la escuela pública

El acceso a la escuela pública vuelve a ser un problema para las familias. En los últimos cinco años se han tramitado casi un centenar de quejas por la asignación y proceso de escolarización de niños y adolescentes. El volumen de familias afectadas supera las 450. Se ha iniciado una actuación de oficio, desde la Síndica de Greuges, para analizar que se garantiza el derecho a una escuela pública y de proximidad al alumnado de la ciudad.

Taxis adaptados

Maria Assumpció Vilà ha anunciado la posible existencia de tarifas fraudulentas en el cobro del importe de taxis adaptados. Ha pedido al Instituto Metropolitano del Taxi que tome medidas para identificar y, si es necesario, corregir esta situación. Las personas afectadas explican que en algunos casos, los taxis adaptados cobran una tarifa diferente, incluso, a lo que pone el taxímetro. A esto hay que sumarle, expresan, una cantidad de unos 7 euros por tener que llamar por teléfono al servicio. Otro aspecto que agrava la situación es el hecho del incumplimiento en Barcelona del mínimo legal establecido de 5% de taxis adaptados, ya que la ciudad cuenta con menos de un 1%.

Ordenanza de protección, tenencia y venta de animales

En años anteriores las solicitudes estaban copadas por quejas sobre las áreas destinadas al recreo de los perros. Estas han bajado en el año 2019 pero siguen teniendo representación. La principal preocupación es el mantenimiento de estos espacios, así como la limitación horaria, que garantiza el descanso de los vecinos en áreas próximas a estos parques. La Síndica de Greuges ha iniciado una actuación de oficio para comprobar la eficacia de los servicios de higiene y bienestar animal. Destaca la urgencia de desplegar la Ordenanza de la protección, tenencia y venta de animales para poder corregir estas preocupaciones.

Otras quejas

Según temática, el ámbito del que se han recibido más quejas ha sido transporte público y circulación (340), seguido de medio ambiente (191) y vivienda (160). En el año 2018 la mayor parte de ellas versaban sobre medio ambiente (525), seguido de transporte público y circulación (164) y servicios sociales (115).

En cuanto al distrito sobre el que se han recibido más reclamaciones han sido Eixample (260) y Sants-Monjuïc, y los que menos Sarrià-Sant Gervasi (73) y Les Corts (69). En el año 2018, los que más habían sido Eixample (236) y Ciutat Vella (190), y los que menos Nou Barris (99) y Les Corts (53). Las personas sin hogar que han denunciado la situación han sido 24 personas este año y 21 el año 2018.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento