Begoña Tormo
Begoña Tormo, presentadora de Buenos Días, Madrid. (TELEMADRID)

¿Cuál es el primer recuerdo que tiene de Madrid? He vivido toda mi vida aquí, mi primer recuerdo son sus calles.

La mejor banda sonora para disfrutar de la ciudad es... Cada día tiene una música distinta; no es una sola.

Madrid sabe a bocata de calamares, algo que tenemos muy dentro

Cuando cierra los ojos y piensa en la capital, ve... La Plaza Mayor cuando es Navidad.

¿Qué época del año le sienta mejor a la ciudad? La luz de la primavera, tiene algo especial.

¿A qué huele Madrid? A tráfico y humo. Los alrededores del río antes olían fatal, aunque ahora ya no.

¿A qué sabe? A bocata de calamares, algo que tenemos muy metido dentro.

Las mejores vistas de toda la región están en... Desde la Torre de Madrid la vista de la ciudad es espectacular. También es bonito asomarse al viaducto del Puente de Segovia.

Ama Madrid... Cuando hay buen tiempo, es fiesta y vas a una terraza.

Pero le desquicia... Casi siempre. El tráfico me mortifica, me desquicia aparcar y los mogollones.

¿Cuál fue su último viaje en metro? En Navidad, fui a ver a Springsteen. No lo cojo mucho: vivo en Quevedo y voy siempre al centro andando o en autobús.

¿Qué edificio madrileño no se cansa de admirar? El Palacio de Oriente, lo mejor para llevar a los guiris.

Tómese un desayuno castizo: ¿con churros o porras? Me pasaría todo el día comiendo porras y pinchos de tortilla, aunque no puedo, porque se me tira al culo.

Recomiende una película ambientada en Madrid: Barrio, que retrata la vida de muchos madrileños.

¿Y un libro? Niños de tiza, de David Torres, ambientada en San Blas.

Súbase al carro de los tópicos, ¿cómo son los madrileños? Somos chulos y bocazas, pero tontorrones, como el jugador de mus.

¿En qué lugar de la comunidad le gustaría que esparcieran sus cenizas? Donde no estorben.