El 'monstruo de Amstetten' vuelve de nuevo al zulo de los horrores

  • El juez ordenó una inspección ocular del zulo.
  • Se comprobó el mecanismo de cierre de una puerta de entrada.
  • Fritzl se encontraba "tembloroso y nervioso".
Reproducción del zulo en el que vivió Elisabeth Fritzl. (OE24.AT )
Reproducción del zulo en el que vivió Elisabeth Fritzl. (OE24.AT )
OE24.AT
El austríaco Josef Fritzl, en prisión preventiva por secuestrar y violar durante 24 años a su hija, con la que tuvo siete hijos, visitó el zulo donde
tuvo retenida a su familia por primera vez desde su detención el 27 de abril .

El Juez de Instrucción ordenó la inspección ocular para "aclarar algunos aspectos de la investigación" del caso del denominado 'monstruo de Amstetten'.

"Concretamente, la razón principal fue comprobar el mecanismo de cierre de una de las puertas" instaladas en el zulo subterráneo que Josef Fritzl, hoy un jubilado de 73 años, construyó en el sótano de su casa, en la localidad de Amstetten, a 130 kilómetros al oeste de Viena.

Sedlacek añadió que el acusado fue acompañado por la fiscal que lleva el caso, Christiane Burkheiser, y que "por lo demás, no hay nada nuevo" en el sumario de un juicio que se espera para diciembre.

A pesar de las medidas de seguridad adoptadas para esta primera inspección ocular, el diario "Kurier" desveló la noticia y la publica en su edición impresa de mañana, en base a declaraciones de un testigo, quien dijo haberlo visto "tembloroso y nervioso, hojeando un acta" mientras esperaba sentado en un automóvil judicial.

Protegido por los agentes de seguridad, el detenido, que iba sin esposas, en tejanos y una chaqueta a rayas mientras se tapaba el rostro con hojas de papel para evitar ser fotografiado, fue escoltado al interior de la casa.

"Tras dos horas Josef F. salió por la puerta trasera y fue transportado de vuelta a la cárcel", aseguró el rotativo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento