Sánchez cuenta con Calvo y Darias para participar en nombre del Gobierno en la Mesa de diálogo sobre Cataluña

  • Hasta ahora, estaban confirmados el propio presidente e Iglesias y Torra y Aragonés por la Generalitat.
  • ​Antes de la primera reunión podría haber otra de carácter técnico para ordenar los trabajos.
Sánchez,Calvo e Iglesias durante la sesión de control.
Sánchez,Calvo e Iglesias durante la sesión de control.
EFE/ Ballesteros

La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, y la ministra de Política Territorial, Carolina Darias, también formarán parte de la delegación del Gobierno en la Mesa de diálogo sobre Cataluña con la Generalitat que echará a andar este mismo mes de febrero, aunque aún no tiene fecha precisa. Se sumarán al presidente, Pedro Sánchez, y al vicepresidente segundo y líder de Podemos, Pablo Iglesias, en representación del Gobierno central para un diálogo que en el otro lado de la mesa estarán al menos el presidente catalán, Quim Torra, y su vicepresidente, Pere Aragonés, de ERC.

Hasta ahora, por parte del Gobierno solo estaban confirmados Sánchez e Iglesias pero el presidente también cuenta con Calvo y Darias como dos miembros del Consejo de Ministros cuya presencia considera totalmente justificada en el foro de diálogo con el Gobierno catalán.

El presidente manifestó su deseo de presidir la sesión inaugural de la Mesa de diálogo tras reunirse la semana pasada con Torra, lo que automáticamente confirmó la participación también del presidente catalán como contraparte. Un tanto sucedió días después, cuando Iglesias anunció, en coordinación con el presidente, que él también participaría en la Mesa, tal y como Sánchez le pidió durante la jornada de retiro con sus ministros en la finca de Quintos de Mora, el sábado pasado. Al día siguiente, Aragonés también confirmó su participación.

Hilo de contacto

En la pasada legislatura, Calvo mantuvo la interlocución, en contacto con Aragonés, incluso en los momentos de mayor tensión entre el Gobierno central y la Generalitat. Según fuentes de ERC, la relación personal entre ambos, aunque con altibajos lógicos, es muy buena.

Para esta legislatura, Sánchez se propuso encargarse personalmente de todo lo relativo a Cataluña, pero es un aspecto que Calvo no ha abandonado totalmente. Según ha trascendido, este lunes mantuvo un discreto contacto en el Congreso con el portavoz allí de ERC, Gabriel Rufián. Precisamente con él, este miércoles Calvo protagonizó un significativo intercambio en la comisión Constitucional de la Cámara Baja, en el que ambos marcaron el punto de partida y algunos de los límites por los que discurrirá el diálogo de la Mesa.

Con la presencia de la ministra de Política Territorial, Sánchez envía un claro mensaje al Gobierno catalán, que ya conoce por escrito en sus 44 puntos de la “Agenda para el Reencuentro” que presentó en su reunión con Torra en la Generalitat. Como digo Calvo este lunes, en la Mesa de diálogose hablará “de todo”, aunque las diferencias son claras: los independentistas quieren hablar de autodeterminación y el Gobierno, de infraestructuras, traspasos de competencias y del encaje de Cataluña dentro del Estado autonómico.

Esta posición quedará patente con la presencia de Darias que, no en vano, acompañó a Sánchez en su visita de dos días a Barcelona de la semana pasada, cuando se reunió con Torra pero también con agentes económicos de Cataluña.

Dos gobiernos, cuatro partidos

La elección de los miembros de ambos Gobiernos que comprondrán la Mesa de diálogo responde a una lógica numérica, puesto que los dos Ejecutivos son coaliciones, formados en cada caso por dos partidos, que con Sánchez e Iglesias y Torra y Aragonés ya estaban representados: PSOE, Unidas Podemos, JxCAT y ERC. Con la adición de Calvo y Darias, la parte independentista debería también ampliarse, a otros consellers previsiblemente. Quienes no estarán serán los portavoces del PSOE y ERC en el Congreso, Adriana Lastra y Gabriel Rufián, que tuvieron un papel destacado en el previo, en el acuerdo para la creación de esta Mesa de diálogo, pero que no forman parte de los respectivos gobiernos.

De momento la Mesa no tiene fecha y se desconoce cuál será su funcionamiento. Lo que sí se sabe es que habrá una sesión inaugural más solemne, en la que participarán Sánchez y Torra, que previsiblemente no acudirán a las citas posteriores. Fuentes independentistas apuntan la posibilidad de que antes de esta primera reunión haya otra, de carácter técnico, para organizar cuestiones como el calendario o las órdenes del día.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento