Caso sin resolver: el asesinato de Sheila Barrero es archivado por segunda vez

Un miembro de la Guardia Civil trabaja en el domicilio de la localidad asturiana de Degaña.
Un miembro de la Guardia Civil trabaja en el domicilio de la localidad asturiana de Degaña.
J.L.Cereijido / EFE

El caso del misterioso asesinato de la joven Sheila Barrero el 25 de enero de 2004 ha vuelto a recibir carpetazo judicial. Tras ser archivado por primera vez en 2008, ahora la jueza ha vuelto a cerrar el caso sin resolverlo y sin encontrar al autor de su muerte.

La magistrada titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Cangas del Narcea (Asturias) ha decretado el sobreseimiento provisional de la causa al considerar que "de las diligencias de instrucción practicadas no se ha podido situar al investigado, ni a ninguna otra persona en el vehículo de la joven en la mañana de su homicidio".

"La presencia de una fibra de la chaqueta del investigado sobre una bufanda depositada en los asientos traseros del vehículo no permite situarlo entre las 08.15 y las 10.00 horas en el vehículo de la joven, puesto que, según varios testigos, había estado en varias ocasiones en el interior del mismo, pudiendo haberse depositado la fibra en cualquiera de esas otras ocasiones anteriores", señala el Auto.

Este mes de enero, la fiscal superior de Asturias, Esther Fernández, ha admitido que en las primeras investigaciones "faltaron una serie de diligencias", aunque desconoce los motivos.

Disparo en la nuca

Sheila Barrero, diplomada en Turismo y residente en Gijón cuando la asesinaron, la encontraron muerta en el puerto de Cerredo (Degaña) en el interior de su coche con un disparo en la nuca que le atravesó la cabeza. La mataron cuando volvía a la casa de sus padres, en Degaña, desde la localidad de Villablino, en León, donde trabajaba por las noches como camarera en un bar de copas todos los fines de semana.

Los investigadores decidieron imputar en su día a su exnovio, un joven leonés que respondía a las iniciales B. V. Sin embargo, el Juzgado de Instrucción de Cangas del Narcea y posteriormente la Audiencia Provincial decidieron archivar el asunto por falta de pruebas en 2008.

El caso se reabrió en 2015ante la posibilidad de que los nuevos avances técnicos pudieran aportar luz sobre lo ocurrido. La Fiscalía solicitó la práctica de nuevas diligencias, con declaraciones de peritos que tuvieron lugar en el mes de octubre.

Finalmente, Fiscalía del Principado de Asturias terminó solicitando en diciembre de 2019 al Juzgado de Instrucción nº 1 de Cangas del Narcea el sobreseimiento provisional de la causa, al considerar que esas diligencias no permiten realizar una acusación formal contra ninguna persona en concreto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento