Los organizadores del Mobile World Congress cancelan el evento tras la marea de bajas por el coronavirus

Ausencia de movimiento en el interior del Mobile. En una mañana como hoy deberían estar acelerando los preparativos, sin embargo, la imagen es muchísimo más pausada.
Ausencia de movimiento en el interior del Mobile. En una mañana como hoy deberían estar acelerando los preparativos, sin embargo, la imagen es muchísimo más pausada.
El Mobile se cancela.

La crisis mundial abierta por la epidemia del coronavirus ha podido con el Mobile World Congress (MWC) de Barcelona. A pesar de que las autoridades sanitarias y políticas –tanto catalanas como estatales– habían asegurado repetidamente durante la última semana que el evento se mantenía, al no existir "razones de salud pública" que aconsejaran tomar la drástica decisión de anular el congreso, la presión ejercida por las 30 grandes compañías que declinaron su asistencia ha forzado a la organización, la patronal GSMA, a suspender el evento por primera vez en su historia. El consejero delegado de esta asociación mundial, John Hoffman, anunció la cancelación en una carta oficial.

La organización convocó una reunión de urgencia este miércoles a las 14.00 horas y las primeras filtraciones indicaban que el Mobile se mantenía. Sin embargo, al filo de las 20.00 horas se daba a conocer la cancelación definitiva del congreso de telefonía móvil. Ha pesado, y mucho, el hecho de que desertaran de la cita tecnológica en los últimos días compañías de la importancia de Ericsson, Rakuten, Nokia, Amazon o Facebook, en una sangría que inició el miércoles pasado LG. 

Así como que este miércoles se añadieran a la lista bajas de renombre como las de Vodafone, Rakuten, Nokia, Orange, Deutsche Telekom y BT. Vodafone es una de las 26 empresas del comité de GSMA reunido este miércoles, y que había decidido con anterioridad no asistir, como AT&T y NTT Docomo.

La patronal, integrada por 800 operadores móviles y 200 empresas, no ha podido parar finalmente los efectos derivados de las cancelaciones de todos estos gigantes del sector del móvil y que han derivado en la suspensión. En la suspensión final han tenido un peso decisivo las cuatro grandes operadoras europeas: Vodafone, BT, Orange y la española Telefónica.

En 2021 volverá a Barcelona

No obstante, GSMA quiso remarcar que la decisión no tiene nada que ver con la ciudad de Barcelona –de la que destaca su "ambiente seguro y saludable"– y sí con "la preocupación global por el brote de coronavirus".

Además, garantizó que se pondrá a trabajar para que el Mobile del 2021 sea una realidad en Barcelona, donde tiene firmada su vinculación hasta el año 2023. Queda por saber si GSMA tendrá que asumir los costes de las posibles indemnizaciones que reclamen las empresas que sí que iban a a asistir (las aseguradoras no cubren contingencias por enfermedades infecciosas si no hay declarada una alerta sanitaria) ya que las que declinaron asistir asumen el perjuicio económico. 

El frente común político no pudo parar la la anulación

La noticia de la cancelación se conocía al final de una jornada, la de este miércoles, en la que los principales responsables sanitarios intentaron trasladar públicamente un mensaje de calma para asegurar la celebración de la feria. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, y la consellera de Salud, Alba Vergés, comparecieron juntos en Barcelona a las 16.00 horas para seguir apoyando la celebración del Mobile al no haber "ningún motivo sanitario para cancelar ningún evento", indicó la consellera.

Se quería infundir tranquilidad al gremio hotelero y hostelero de la capital catalana, que se había mostrado preocupado por las hipotéticas pérdidas que produciría una cancelación que se acabó confirmando.

"Hay una epidemia de miedo y mediática", comentó el secretario de Salud Pública de Cataluña, Joan Guix. Vergés quiso recordar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) garantiza que viajar es seguro a pesar del brote de coronavirus de Wuhan y que no se han producido restricciones de asistencia por el Covid-19 en otras ferias que se están desarrollando con normalidad estos días en el continente europeo.

"Alarma infundada"

El sindicato CC OO de Cataluña achacó la cancelación a una consecuencia directa "de la gestión alarmista de empresas tecnológicas que desde la supremacía de la globalización menosprecian los efectos locales".

El Gremio de Hoteles en Barcelona también se quejó de la "alarma infundada" generada en torno al evento. El presidente del grupo hotelero Husa, Joan Gaspart, criticó que "si los informes médicos fueran negativos, lo serían para toda Europa, no solo para Barcelona".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento