AMP-Los grupos aceptan por tercera vez que el Congreso tramite la reforma del Estatuto murciano para quitar aforamientos

Los grupos parlamentarios del Congreso han respaldado este martes que el Pleno tome en consideración la reforma parcial del Estatuto de Autonomía de Murcia para eliminar los aforamientos de sus parlamentarios, una propuesta que la Cámara ya aceptó tramitar en las dos legislaturas anteriores pero que quedó en el limbo, en ambas ocasiones, por las dos convocatorias de elecciones generales.
Diputados de la Asamblea de Murcia son recibidos en el Congreso por la presidenta Ana Pastor
Diputados de la Asamblea de Murcia son recibidos en el Congreso por la presidenta Ana Pastor
CS CONGRESO - Archivo

El debate sobre el aforamiento de los políticos cobró protagonismo en 2018 después de que el Gobierno de Pedro Sánchez anunciara que estudiaría una reforma constitucional para eliminar esta prerrogativa por la que diputados y senadores no son juzgados por los tribunales ordinarios sino únicamente por el Supremo. La idea no ha llegado a traducirse nunca en una propuesta.

En el caso de los diputados autonómicos es cada comunidad la que debe tomar la iniciativa y varias ya lo hicieron: Canarias, Murcia, Cantabria y Baleares reformaron sus Estatutos de Autonomía y los enviaron al Congreso para su aprobación, pero sólo la primera superó todos los tramites y tiene la reforma ya en vigor.

CONGELADA DURANTE AÑO Y MEDIO

La reforma murciana llegó al Congreso en septiembre de 2017, pero su tramitación quedó 'congelada' durante año y medio. Con la disolución de las Cortes por la convocatoria de las generales de abril de 2019, el texto no decayó porque las reformas estatutarias y las iniciativas legislativas populares son las únicas iniciativas parlamentarias que hereda el siguiente Congreso tras unas elecciones.

Por eso el Pleno volvió a debatirla en septiembre del año pasado y por segunda vez dio vía libre a su tramitación. Sin embargo, la reforma no pudo continuar su recorrido parlamentario porque las Cortes se volvieron a disolver por la repetición de las generales, que tuvo lugar en noviembre.

La mayoría de grupos que han tomado este martes la palabra durante el debate de la iniciativa han mostrado su deseo de que esta vez la reforma llegue a buen puerto y vea por fin la luz. Así lo han hecho tanto la diputada del PSOE Marisol Sánchez Jódar como el de Podemos Javier Sánchez Serna, quienes han garantizado que la continuidad de la legislatura lo hará posible y que, a diferencia de lo que ocurrió en 2018, la Mesa del Congreso, donde ambos grupos tiene mayoría, ya no dilatará la presentación de enmiendas al texto.

También han avanzado su apoyo a la tramitación el PP, Ciudadanos, Vox, ERC y Más País. Desde el PNV han dejado claro que no se opondrán a la petición de la Asamblea de Murcia de eliminar los aforamientos políticos en su comunidad pero eso sí, dejando claro que no tiene por qué solicitarse después que otros territorios hagan lo mismo.

SUPRIMIRLOS EN TODO EL ESTADO

En el hemiciclo han vuelto a intervenir tres diputados de la Asamblea murciana en defensa de la tramitación. El socialista Diego Conesa ha recriminado de nuevo al PP su abstención inicial ante la reforma para acabar después apoyándola, pero el 'popular' Joaquín Segado ha negado que su grupo haya cambiado de opinión. Según ha dicho, el PP lo que siempre ha defendido es que se supriman los aforamientos políticos de todo el Estado y no que cada comunidad regule su parcela creando "asimetrías".

En nombre de Ciudadanos, tanto el diputado autonómico Juan José Molina como el nacional José María Espejo-Saavedra han defendido la eliminación de todos los aforamientos para acabar con la "politización de la Justicia", en palabras del segundo.

También se ha mostrado a favor de esa eliminación general la diputada de Más País, Inés Sabanés, mientras que la portavoz adjunta de ERC, Carolina Telechea, ha optado por no pronunciarse sobre el fondo de la reforma y se ha limitado a apoyar la tramitación por "respeto a la libertad de los pueblos a autorregularse".

Y LUEGO LA REFORMA INTEGRAL

Esta afirmación ha dado pie al diputado de Vox por Murcia Luis Gestoso para avanzar que, aunque apoyan la tramitación del texto para eliminar aforamientos, no harán lo mismo con la reforma integral del Estatuto murciano que espera a ser debatida en el Congreso.

A su juicio, esa modificación "hará las delicias" de ERC porque viene a decir que "Murcia es una nación". "Es un Estatuto norcoreano", ha denunciado Gestoso, en una intervención que ha aprovechado para criticar la expresidente murciano, el 'popular' Pedro Antonio Sánchez, del que ha dicho que "está en Miami" pese a estar procesado en varios casos de corrupción.

El 'popular' Juan Luis Pedreño Molina no ha replicado a estas afirmaciones y se ha limitado a cargar contra el PSOE por el caso de los ERE de Andalucía, por la próxima modificación del delito de sedición, por dejar que siga "en entredicho" el trasvase Tajo-Segura y por tener bloqueado un préstamo de un grupo de inversores para actuar para mejorar la situación en el Mar Menor.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento