Pontón (BNG) suspende su permiso de maternidad y pide poner fin a "la alternancia" PP-PSOE con una mujer en la Xunta

La candidata del BNG a la Presidencia de la Xunta, Ana Pontón, ha regresado este martes a la agenda pública y suspende su permiso de maternidad para poder afrontar el proceso electoral que se ha precipitado en las últimas horas con el adelanto de elecciones al próximo 5 de abril.
La candidata del BNG, Ana Pontón, en su regreso de su permiso de maternidad ante las elecciones autonómicas del 5 de abril
La candidata del BNG, Ana Pontón, en su regreso de su permiso de maternidad ante las elecciones autonómicas del 5 de abril
EUROPA PRESS

Con el Parlamento gallego ya disuelto y la cabeza de lista elegida, el BNG tiene todavía que elaborar las listas electorales y redactar su programa, una maquinaria que tenía en marcha pero que ahora acelerará para cumplir los plazos. Así, las asambleas de base se reunirán ya para valorar los nombres con los que la Executiva elaborará una lista que será aprobada, finalmente, por el Consello Nacional -máximo órgano de decisión entre asambleas-.

Los plazos concretos no los ha desvelado en la rueda de prensa de la tarde de este martes, que ha supuesto la vuelta de Ana Pontón apenas tres semanas después de dar a luz a su hija. En todo caso, como ha explicado, será antes del 2 de marzo, fecha en la que como máximo tienen que estar listos los nombres que concurrirán a las elecciones.

Tampoco ha querido valorar qué personas concurrirán al ser preguntada por los parlamentarios de la legislatura que ahora termina, pero sí ha destacado el "lujo" de haber contado con un equipo que ha combinado experiencia y renovación. Así, ha pedido dejar hablar primero a las asambleas para conocer su valoración sin presuponer el resultado.

La líder nacionalista se ha postulado para liderar la Xunta y acabar con la "alternancia" en de PP y PSOE. "Demostramos allí donde estamos la capacidad de gobernar, transformar en positivo y hacer lo mejor para las personas", ha reivindicado.

Por ello, ha certificado que los gallegos tienen su "compromiso" y que el BNG "no le va a fallar" y "estará a la altura" de la cita que viene. En cuanto al candidato Alberto Núñez Feijóo, ha manifestado que "con o sin lágrimas de cocodrilo, no puede tapar el desastre que deja" y ha avisado de que "no le tienen miedo", porque van "a por todas" y a "derrotarlo en las urnas".

En su análisis de regreso a la vida pública, ha admitido que "siempre" creyó que iba a haber adelanto electoral, pero ahora hay que "esperar a ver qué pasa el 5 de abril", una fecha que está más cerca, eso sí, de lo esperado.

Sobre su situación personal, ha reconocido que se ha tenido que incorporar porque "el reto lo reclama", pero afronta esta situación "con ilusión" para que Galicia "pueda tener una mujer presidenta y nacionalista", lo que "significa un cambio importante". Desde el punto de vista personal, hubiese deseado más tiempo, pero se ha definido "realista": "contra la realidad no podemos ir y ahora tengo un motivo más (su hija) y de mucho peso para luchar por una Galicia mejor".

REUNIÓN EXECUTIVA

Pontón ha reunido este martes a su ejecutiva de manera extraordinaria tras la convocatoria de elecciones. "Al final vemos como Urkullu decide las fechas de las elecciones en Galicia", ha analizado la dirigente nacionalista, quien ha enfatizado que el BNG cree que hay "una oportunidad", el próximo 5 de abril, de "poner una nueva Galicia en marcha, que de atrás el PP, para dejar una década de sumisión e irrelevancia política".

"Son una gran oportunidad, un nuevo tiempo en Galicia y un tiempo nuevo que en el BNG queremos liderar", ha enfatizado, antes de asegurar que empieza ya una campaña "intensa, potente y una gran movilización" para propiciar un "cambio político".

Es más, Pontón ha dicho que "solo el BNG garantiza un cambio real al frente de la Xunta" porque, ha argumentado, únicamente el Bloque tiene "las manos libres a la hora de defender Galicia", con un "proyecto autocentrado" sin "tener que estar mirando a lo que deciden en Madrid".

En su intervención, la líder nacionalista ha remarcado que el 5 de abril los gallegos se juegan "abrir una nueva etapa política en Galicia". Y ha advertido de que "no llegan los cambios de cara", sino que "hay que superar la alternancia de las fuerzas estatales": "desde luego, Galicia no necesita más gobiernos sucursalistas".

CALENDARIO APRETADO

Ana Pontón ha reconocido que por delante quedan apenas algo más de 50 días, con un "calendario muy apretado", de ahí que la maquinaria del Bloque se haya acelerado para elaborar las listas y el programa, el cual contaba con la colaboración de varias jornadas de trabajo con expertos en los que se abordarían distintas temáticas.

Aunque no ha precisado plazos para el anuncio de las listas, ha dicho que solo quedan algo más de dos semanas para finalizar este proceso, por lo que ajustarán al máximo los plazos. También se acelera el programa electoral, si bien, dijo, ya tenía una parte "muy avanzada".

En todo caso, Pontón "confía" en las "fuerzas propias" y que ha enfatizado que el BNG quiere "liderar". En cuanto a los contactos políticos con otras organizaciones, ha insistido en que el BNG tiene proyecto propio y ha abierto las puertas a sumarse a "todos los que quieran apoyar" al BNG, pero está descartada cualquier coalición o fórmula similar en los comicios.

La dirigente nacionalista ha agradecido las felicitaciones recibidas por su reciente maternidad y ha garantizado que va a dar "lo mejor de sí misma para el que el cambio llegue con toda la fortaleza" de la mano del BNG.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento