Zaplana fue uno de los beneficiarios económicos de la trama de las ITV, por la que recibió comisiones millonarias

  • El expresident de la Generalitat valenciana está imputado por blanqueo de capitales, malversación y prevaricación.
Zaplana deja la Fe tras decretarse su libertad provisional
Zaplana deja la Fe tras decretarse su libertad provisional
HOSBEC ARCHIVO

El expresidente de la Generalitat valenciana y exministro de Trabajo con el PPEduardo Zaplana ocupó un "plano de jerarquía superior" en la trama de las ITV y del Plan Eólico, que obtuvo 11.209.028 euros en comisiones ilegales, y fue uno de los "beneficiarios económicos de los activos" -llegó a recibir 2,3 millones de su testaferro en siete años-. Su participación en el fraude fue "velada" y "a través de terceros".

Así se desprende del informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil que obra en el Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia, órgano que investiga presuntos sobornos a cambio de adjudicaciones de las ITV y el Plan Eólico Valenciano y por el que el expresidente de la Generalitat está imputado por los delitos de blanqueo de capitales, malversación y prevaricación

Junto a él, también figuran como investigados, el exconseller y expresidente de Les Corts Juan Cotino y sus sobrinos, los empresarios Vicente y José Cotino, entre otros.

En la causa, sobre la que acaba de levantarse el secreto parcial del sumario, se investigan una serie de comisiones aparentemente desembolsadas para las adjudicaciones del servicio de ITV -realizadas en 1997, durante la gestión de Zaplana en la Generalitat- y del Plan Eólico de la comunidad, puesto en marcha en 2003. Todas ellas fueron "adjudicadas y pagadas por parte de sociedades del grupo empresarial Sedesa", perteneciente a la familia Cotino. El dinero se enviaba a una sociedad en el extranjero, se ocultaba en cuentas y posteriormente regresaba a España.

Este nuevo informe de la UCO se centra en la empresa Imision International, radicada en Luxemburgo y constituida en 2001 como una sociedad pantalla sin aparente actividad mercantil. También describe el papel que desempeñó Zaplana en el entramado: "La investigación lo sitúa en un plano de jerarquía superior, tanto en la relación a las adjudicaciones cuando ostentaba el cargo de president como en relación a la gestión del patrimonio ilícito aparentemente obtenido fruto de las mismas".

Zaplana conocía y participaba en las operaciones fraudulentas

El informe expone que los indicios "evidencian" que Zaplana tenía conocimiento y participación en las operativas fraudulentas -según sus encuentros y reuniones con otros implicados que constan en su agenda- y, además, "habría sido uno de los beneficiarios económicos de los activos". Y lo hizo de manera "velada y a través de terceros".

Los investigadores vinculan a Zaplana con personas "trascendentales en la operativa general" y los sitúan "en una gran cantidad de reuniones" que se producen con las personas que, de manera directa y coetánea, "estarían participando en la operativa", como Juan Cotino, Joaquín Miguel Barceló -considerado su presunto testaferro-, Francisco Grau -asesor- o Washington Fernando Belhot -fiduciario en Uruguay-.

La trama con Imision International

La sociedad Imision International, utilizada como "vehículo corporativo", habría desempeñado un papel esencial en la trama como "elemento nuclear" por dos motivos: habría sido instrumentalizada para materializar el pago de presuntas comisiones pactadas en atención a adjudicaciones públicas -provenientes de Sedesa- y sirvió para canalizar fondos de origen opaco -transferencias recibidas desde Andorra-.

A juicio de los investigadores, también se pretendía con esta sociedad ocultar la identidad de los verdaderos "titulares" mediante fórmulas de compraventa de participaciones de sociedades, así como la figura fiduciaria.

La suma de fondos que se abonaron en productos bancarios radicados en Luxemburgo y titulados por Imision International asciende a 11.209.028 euros, que se pagan "mediante transacciones ordenadas desde España y el Principado de Andorra durante los años 2005-2009".

Zapala, "titular real de activos" y receptor de 2,3 millones

La UCO incorpora en su informe un documento localizado en el registro efectuado en el domicilio particular de Zaplana, que describe inversiones que se acometieron o se proyectaron. Según los investigadores, el hecho de que este documento se hallara en el interior del maletín personal del expresidente "permite entender el conjunto integral de evidencias que lo señalan como titular real de los activos".

También Belhot en su declaración judicial atribuyó a Zaplana la titularidad de parte de las inversiones -una serie de parcelas en Villajoyosa, dos apartamentos en el puerto de Altea o la inversión en el puerto deportivo-. Asimismo, explicó que se le entregaron "alrededor de 2,3 millones de euros en siete años".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento