El Gobierno no llevará los Presupuestos al Congreso hasta asegurarse el apoyo para tramitarlos

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, este viernes en Madrid.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, este viernes en Madrid.
EFE

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el techo de gasto y la senda de estabilidad, los primeros pasos para la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado para 2020, que sin embargo, todavía tienen una incierta fecha de aprobación definitiva. No solo en el Congreso, sino incluso en un paso previo, porque el Gobierno no piensa remitir a la Camara Baja el proyecto presupuestario hasta asegurarse de que no serán tumbados allí en la fase de enmiendas a la totalidad, como ocurrió el año pasado.

Una vez aprobado el techo de gasto y la senda de estabilidad, estas deberán ser aprobadas por el Congreso y el Senado, que no se espera en esta ocasión que las echan para atrás. Después, debería llegar la aprobación por parte del Consejo de Ministros de la propuesta de ley presupuestaria para su posterior envío al Congreso. Sin embargo, esto no será tan automático, porque antes el Gobierno quiere asegurarse de que en el Congreso no prosperará ninguna enmienda a la totalidad. En este sentido, la fecha más aproximada que da el Gobierno para que puedan aprobarse los Presupuestos es “antes de final de verano”.

“Mantendremos contacto con los grupos para asegurar que no enmiendan a la totalidad”, ha explicado la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que ha añadido que estas conversaciones con los grupos parlamentarios serán “antes de que el proyecto [de ley de Presupuestos] llegue al Congreso y determinará cuándo se aprueba en el Congreso”.

“Nuestra intención es que cuando lleguen al Congreso las fuerzas políticas tienen que permitir el inicio de su tramitación, que hayamos tenido los contactos previos”, ha abundado Montero.

Cómo respiran otros partidos

La posición del Gobierno con respecto a los Presupuestos para 2020 supone un cambio al planteamiento que finalmente tuvo en 2019, con el objetivo de que el resultado no sea el mismo -el Congreso tumbó los Presupuestos antes de empezar a tramitarlos- y en un contexto en el que este mes arrancará la Mesa de diálogo entre gobiernos sobre Cataluña y ante las elecciones en el País Vasco y en Galicia el 5 de abril.

Al contrario de lo que plantea hacer ahora, el año pasado el presidente, Pedro Sánchez, terminó decidiendo llevar el proyecto de Presupuestos al Congreso, aun sin tener atada una mayoría, algo que no consiguió hacer. 

En este sentido, el Gobierno quiere saber “cómo respiran” otros partidos, incluso algunos tan dispuestos en principio a apoyar las cuentas con el PNV, aunque al mismo tiempo, ante la disyuntiva de si no los presentará al Congreso si no amarra los apoyos, asegura que no se plantea la posibilidad de que el Congreso vuelva a rechazar sus Presupuestos. 

Montero ha hecho este martes “un llamamiento al conjunto de las formaciones políticas porque este país no puede seguir con los Presupuestos prorrogados”. La ministra ha pedido el apoyo “desde el PP hasta el partido de la oposición con menor representación en el Congreso. Conocen la urgencia y necesitamos dotarnos de unos marcos presupuestarios que nos permitan afrontar los restos de este país”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento