Expertos plantean un sistema para analizar las emociones de turistas antes, durante y después del viaje

Un grupo de especialistas ha planteado el desarrollo de un sistema capaz de analizar las emociones y reacciones de cada viajero en las distintas fases del proceso turístico, desde la reserva del viaje hasta el regreso a su hogar, a través de sensores ópticos, 'big data' e inteligencia artificial.

Esta es una de las soluciones innovadoras propuestas en el marco de los diálogos tecnológicos sobre Destinos Turísticos Inteligentes de la Comunitat Valenciana, que impulsa la Agència Valenciana de la Innovació (AVI) en colaboración con el Instituto Valenciano de Tecnologías Turísticas (Invat·tur).

El grupo de especialistas, en el que participan representantes de la comunidad científica, centros tecnológicos, ayuntamientos y el empresariado, aboga por diseñar un sistema no intrusivo capaz de interpretar los gestos, reacciones y emociones del turista durante su estancia en el destino turístico, pero también en las fases previas y posteriores al viaje, ha informado la Generalitat en un comunicado.

El equipo multidisciplinar, que coordina el director del Instituto Tecnológico de Producto Infantil y Ocio (AIJU), Manuel Aragonés, pretende mejorar así la información a disposición de los municipios integrantes de la Red de Destinos Turísticos Inteligentes de la Comunitat Valenciana, con el fin de optimizar la interacción y experiencia con los distintos tipos de personas usuarias.

Esta solución tecnológica ofrece una respuesta directa a uno los desafíos identificados como prioritarios para la Red DTI, pero no es la única propuesta en esta línea. Con este mismo fin el comité también ha propuesto el desarrollo de un repositorio que permita agregar información de distintas fuentes, que se pueda conectar con el software de gestión de cada destino y que, además, ofrezca información de interés y actualizada sobre los recursos y atractivos turísticos de cada uno de ellos.

Por otra parte, y con el objeto de contribuir a la sostenibilidad de la actividad turística, las personas que componen este equipo multidisciplinar recomiendan el diseño de una nueva herramienta capaz de facilitar la medición in situ y de forma personalizada de la huella de carbono mediante la utilización de diferentes sensores.

Este nuevo dispositivo, que ha de mostrar los datos en tiempo real, podría, a su juicio, sugerir acciones y buenas prácticas para que el usuario contribuya a reducir el impacto, así como incorporar un ranking con los destinos y hoteles más sostenibles.

El grupo de especialistas, que cuenta con una amplia representación de la Red de Destinos Turísticos de la Comunitat Valenciana, con Aida García (Ayuntamiento de Benidorm); Carlos Marco (Ayuntamiento de Gandia); Luis Miguel Morant (Ayuntamiento de l'Alfàs del Pi) y Lorena Zamora (Ayuntamiento de Alcoi), está elaborando ahora el documento de conclusiones.

De este grupo de trabajo también forman parte los científicos José Antonio Ivars (Universidad de Alicante); Jaume Llorens (Universitat Jaume I); Enrique Bigné (Universitat de València) y Laura Sebastià (Universitat Politècnica de València), además de los tecnólogos Fran Ricau (Instituto Tecnológico de la Informática) y José Darío Such.

Con el aval de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV) como empresas altamente innovadoras, el tejido productivo aporta tres representantes al grupo: Federico Fuster (GF Hotels), Pablo Hernández (Hoteles RH) y Francisco J. Ribera (Gran Hotel de Peñíscola), que actúan en este foro en defensa del interés general. Asimismo, también participan en este diálogo tecnológico Leire Bilbao y Nuria Montes (Fundación Turismo Benidorm) y José Manuel Camarero (Visit Valencia).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento