Los profesores de Kate Middleton desvelan cuál fue el enorme complejo que tuvo cuando era adolescente

Kate Middleton
La duquesa de Cambridge, Kate Middleton.
GTRES

Hoy en día, Kate Middleton es sinónimo de savoir faire, de belleza, de elegancia. Es una it girl en la realeza británica que ha conquistado a todos gracias a sus maneras protocolarias, a sus elecciones de vestuario, a su amor por el príncipe Guillermo... pero antes de Buckingham Palace no siempre fue así.

En algunos de sus últimos actos, la duquesa de Cambridge se ha reencontrado con algunos de sus profesores cuando era joven y ellos siempre han hablado maravillas de la esposa del heredero al trono británico: una alumna ejemplar y siempre dispuesta a aprender y ayudar a sus compañeros.

Pero ello no quita que también hayan desvelado algunos secretos de quien para ellos siempre será Catherine: por ejemplo, que su deporte favorito era el tenis (algo que ha demostrado en numerosas ocasiones asistiendo a los partidos de Wimbledon) o que su peinado preferido eran las trenzas.

Dicho lo cual, no todo fue bueno en la infancia y adolescencia de Middleton y también han hecho ver que, como cualquier joven en esas edades, los complejos a veces juegan una mala pasada y se lo hacen pasar muy mal al relacionarse con los demás.

En el caso de la duquesa ese complejo no era otro que llevar ortodoncia. El aparato dental le ha dejado de adulta una de las sonrisas más características de la realeza, pero sus lágrimas le costaron, dado que Kate Middleton no soportaba sus brackets.

"Llevaba aparatos. No parecían molestarle pero le impedían verse a sí misma todo lo bien que le habría gustado", ha afirmado uno de sus profesores, señalando las inseguridades que provocaban en la pequeña Catherine, quien, sin embargo, no ha cambiado en demasía su forma de ser desde que era adolescente.

Sus maestros, que tuvieron que hacerle ver que el aparato dental solo sería algo temporal, han puesto el acento en las maravillosas personas que fueron siempre tanto Kate Middleton como sus hermanos, a los que califican como muy responsables.

Palabras que, cuando se han reencontrado estos días en los diferentes actos a los que ha tenido que acudir, han sacado la mejor de las sonrisas de la duquesa de Cambridge, quien siempre les agradecerá su educación y apoyo a los profesores que marcaron su vida futura.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento