Catalunya aplicará la castración química consentida a delincuentes sexuales

José Rodríguez Salvador, el violador de Vall d'Hebrón.
José Rodríguez Salvador, el violador de Vall d'Hebrón.
EFE

La Generalitat de Catalunya incluirá la castración química en el tratamiento de delincuentes sexuales, medida que se aplicará siempre con el consentimiento de los afectados.

La consellera de Justicia, Montserrat Tura, lo ha confirmado esta mañana en una entrevista en la Cadena Ser y ha insistido en que el tratamiento se realizará siempre con el consentimiento del reo. "La Constitución prohíbe la intervención corporal y, además, el tratamiento fracasaría si no se hiciera con su consentimiento", ha dicho. La medida es pionera en España.

Un grupo de expertos ha trabajado durante más de un año en la medida y han concluido que inhibir el tratamiento sexual puede ayudar a los condenados por agresiones sexuales, junto al tratamiento psicológico que reciben, a "frenar el deseo irrefrenable de su actuación patológica".

Es un tratamiento reversible

Tura ha señalado que no se trata "en absoluto" de un tratamiento irreversible y que estos fármacos "se descubrieron para el tratamiento de un determinado cáncer de próstata. En el momento en el que se deja de tomar vuelve a aparecer el deseo".

En estos momentos, se está estudiando qué presos pueden recibir este tratamiento. Lo están haciendo en función de los delitos de agresión sexual que han recibido y de que "estén llegando al tramo final del cumplimiento de condena".

Hace unos meses, el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, no se mostró contrario a que los jueces puedan obligar a los delincuentes sexuales que hayan cumplido ya su pena a ser castrados químicamente para "inhibir el deseo sexual". Si bien indicó que esta medida debe ser tratada "con cautela".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento