Dictan una orden de alejamiento para una profesora acusada de pegar a niños

El juzgado de instrucción número 32 de Barcelona ha dictado una orden de alejamiento a una maestra para que deje de asistir al centro en el que trabaja mientras investiga una denuncia contra ella de presuntos malos tratos, publica hoy el diario Avui.

La profesora, coordinadora de la etapa de preescolar de una escuela con mucha tradición en el barrio barcelonés de Sant Andreu, no asiste al colegio desde el lunes.

El centro educativo siempre ha apoyado a la docente y por eso la ha mantenido en su puesto de trabajo, si bien ha reconocido que usa métodos "un poco peculiares". También la ha calificado de "dura y estricta".

También han asegurado que el apoyo, por parte de los padres de los chavales que asisten al colegio, es "masivo" y que han recogido "muchas firmas" a favor de ella.

Las primeras denuncias, en 2006

Las primeras denuncias por el caso las presentaron, en 2006, algunas de las compañeras de trabajo de la profesora a la Consellería de Educació de la Generalitat. El departamento no constató irregularidades y trasladó la queja al Síndic de Greuges, defensor del pueblo catalán.

Éste comunicó las denuncias a la fiscalía, que encargó la investigación a la policía judical, que concluyó que había indicios para formalizar la denuncia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento