'Teodorín' Obiang, vicepresidente de Guinea Ecuatorial, deberá pagar 30 millones de euros por blanqueo

  • Lo ha decidido la Justicia francesa, que ha confirmado una condena de tres años de prisión exenta de cumplimiento.
'Teodorín' Obiang.
'Teodorín' Obiang.
@teddynguema / INSTAGRAM

El vicepresidente de Guinea Ecuatorial e hijo del jefe del Estado, "Teodorín" Obiang, ha sido condenado este lunes en París a una pena más dura que en primera instancia por blanqueo, ya que tendrá que pagar una multa de 30 millones de euros.

El Tribunal de Apelación de París ha confirmado, por una parte, la pena que se le impuso en octubre de 2017 de tres años de cárcel exentos de cumplimiento salvo en caso de reincidencia.

No obstante, mientras en primera instancia la multa de 30 millones estaba igualmente exenta de cumplimiento, ahora la Justicia francesa sí que exige a Teodoro Obiang Nguema Mangue que pague ese dinero

Además, se mantiene sin cambios la confiscación de los bienes que habían sido requisados durante la instrucción, entre los que estaba el edificio que es ahora la embajada ecuatoguineana en París, en una de las avenidas más exclusivas de la ciudad, y que es objeto de un contencioso bilateral particular ante el Tribunal Internacional de Justicia de La Haya.

Los jueces franceses ha fijado igualmente una indemnización de 25.000 euros para la ONG Transparencia Internacional, que estuvo en el origen de las denuncias que desembocaron en la acusación contra "Teodorín" y que se había constituido en acusación internacional.

Igualmente han confirmado la constitución como acusación particular de la Coalición de Oposición por el Restablecimiento de un Estado Democrático (CORED), que combate, sobre todo desde el exterior, contra el régimen de los Obiang.

"Un veredicto histórico"

El abogado de Transparencia Internacional William Bourdon ha considerado que el de este lunes es "un veredicto histórico", porque confirma la culpabilidad del "número dos" de Guinea Ecuatorial, y "una buena lección" ante una defensa de "Teodorín" basada en la "persecución" de quienes se le ponen enfrente y en presentarse como víctima.

Bourdon ha quitado importancia a que no se haya dictado una pena firme de cárcel contra el dirigente ecuatoguineano, como había solicitado la Fiscalía durante el proceso en apelación el pasado diciembre.

Sin embargo, la ausencia de una pena de prisión firme sí que generó "decepción" entre los miembros de la CORED que acudieron al Palacio de Justicia de París, como lo ha dejado claro su responsable, Salomón Abeso Ndong.

"Esta sentencia autoriza al ladrón nacional a seguir robando" también para pagar la multa, ha lamentado Ndong, que ha afirmado que la decisión de los jueces "ha sido política" y ha denunciado "una interferencia" diplomática.

"Teodorín", ausente en la lectura de la sentencia

Tal como ocurrió en el proceso en primera instancia y en el de apelación, el vicepresidente de Guinea Ecuatorial no ha acudido a la lectura de la sentencia, al igual que no ha vuelto a poner los pies en Francia desde que se lanzó la investigación contra él.

La Justicia francesa le reprocha haber blanqueado en Francia decenas de millones de euros obtenidos gracias a prácticas corruptas en su país, sobre todo por sus responsabilidades como ministro de Bosques, por las que no podía ser condenado directamente en París.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento