Revilla aplaude refuerzo de seguridad en el Puerto y pide a Quiñones que "presione en Madrid" para zanjar el problema

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha aplaudido el refuerzo de la seguridad de Puerto de Santander con una treintena de efectivos de la Guardia Civil, el cual "ya era hora", según ha dicho, que se produjese, y ha reclamado a la nueva delegada del Gobierno, la socialista Ainoa Quiñones, que "presione" en Madrid para que el problema de la entrada de polizones en las instalaciones portuarias de la capital cántabra "se solucione".
Imagen del Puerto de Santander
Imagen del Puerto de Santander
SODERCAN - Archivo

"La medida de ayer, correctísima. 30 guardias civiles más. ¿Que no son suficientes? 60 y si no 120 que es para lo que están los gobiernos, que es para proteger la seguridad de bienes y de personas, pero no cargar el muerto ni al Puerto ni al Gobierno de Cantabria, que no tenemos en eso competencia alguna", ha afirmado Revilla.

DESEA A QUIÑONES "QUE LO HAGA BIEN"

De esta forma ha recibido el presidente de Cantabria el anuncio del refuerzo en la seguridad del Puerto de Santander hecho el domingo en un comunicado por el todavía delegado del Gobierno en Cantabria, Eduardo Echevarría, cuyo relevo por Quiñones se conoció el pasado viernes pero que aún no es efectivo.

Revilla ha declinado valorar el cambio al frente de la Delegación del Gobierno, algo en que él no tiene "nada que ver", según ha recordado, pues es una competencia del Gobierno de España.

Solo se ha limitado a desear a Quiñones -a la que "no conoce" aunque cree, por su currículo, que está "preparada"- "que lo haga bien" y que "presione" en Madrid para que no se esté "en vilo" en la comunidad con el problema de seguridad del Puerto de Santander.

Este refuerzo en la seguridad se ha producido después de que la naviera Brittany Ferries anunciara que a finales de este mes suprimirá la la línea entre Santander y Cork, una conexión España-Irlanda que llevará al Puerto de Bilbao.

La pérdida de esta línea en el Puerto generó un cruce de declaraciones entre el delegado del Gobierno, Eduardo Echevarría, por una parte, y el presidente del Puerto de Santander, Jaime González, y el consejero de Innovación, Industria, Transporte y Comercio, Francisco Martín, por otra, sobre las responsabilidades de cada cual en lo acontecido.

Así, mientras estos dos últimos señalaban que garantizar la seguridad del recinto portuario era competencia de la Delegación del Gobierno, a la que reclamaban el refuerzo con más medios y efectivos, Echevarría instaba a ambos a "dejar de buscar culpables" e insistía en que la competencia de seguridad correspondía al Puerto e invitaba a su presidente a "dar un paso a un lado" si no podía garantizarla.

Este lunes, Revilla en sus declaraciones ha vuelto a insistir en que la competencia "íntegra" en esta materia es del Gobierno de España a través de la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y no del Gobierno de Cantabria, el cual, según ha dicho, "no tiene ni un policía con una porra".

"Eso, son los Cuerpos de Seguridad del Estado, que son competencia íntegra del Gobierno de España. No tenemos ninguna competencia en seguridad, ninguna. Entonces, la Guardia Civil, el Cuerpo Nacional de Policía -Gobierno de España-. La Policía Municipal también tiene sus competencias, tiene su pistola. Pero el Gobierno de Cantabria, cero. Hombre... decir un delegado del Gobierno que tenemos que vigilar y que tenemos que controlar nosotros ¿con qué?", ha aseverado.

Revilla ha vuelto a advertir de la importancia de que el problema de los polizones se solucione ya que está "en juego" la seguridad de un Puerto de Santander que "va como un tiro" pero del que, según ha señalado, se irán las empresas si no es seguro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento