El triunfo de Cinto, un anciano de 92 años al que iban a desahuciar: la justicia le ha dado la razón

  • El segundo intento de desahucio estaba programado para mañana martes en la Calle Ruiz de Padrón, 60.
  • Para el anciano, desahuciarle era no tener "conciencia ninguna".
Cinto, el anciano de 92 años al que quieren desahuciar en Barcelona.
Cinto, el anciano de 92 años al que quieren desahuciar en Barcelona.
@ObservatoriClot

El titular del Juzgado de Primera Instancia 38 de Barcelona ha suspendido un desahucio previsto para este martes de un vecino del barrio barcelonés del Clot de 92 años por impago de una mensualidad del alquiler, han informado a Europa Press fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC).

Lo ha hecho a solicitud de la parte demandada, que tenía hasta este martes para abandonar la vivienda tras admitir la Audiencia de Barcelona un recurso de la propietaria de la vivienda, en la calle Ruiz de Padrón, que exigía el desahucio por impago de una mensualidad de enero de 2018.

El Juzgado de Primera Instancia había rechazado inicialmente la petición de la propietaria de desahuciarle al considerar que el anciano tenía el contrato de alquiler desde 1960, que la demanda era solo por el impago de una mensualidad, y que concurrían circunstancias "excepcionales" y no había voluntad de impago.

Sin embargo, la Audiencia de Barcelona revocó esta decisión y anuló el contrato de arrendamiento del inquilino, cuyo plazo para abandonar la vivienda acababa este martes, según documentos hechos públicos por el Observatori de l'Habitatge i Turisme del Clot.

En un comunicado este lunes, el Govern había solicitado a la Justicia suspender la orden de ejecución prevista, teniendo en cuenta un requerimiento de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, que había solicitado paralizar la ejecución de la sentencia hasta que examinara el caso.

El vecino, con dependencia física severa, lleva 80 años viviendo en ese piso, quiere seguir viviendo en él y tiene una renta antigua con contrato a su nombre desde 1960, según una carta difundida por el Observatori.

Un 75% de diversidad funcional 

Cinto, el anciano de 92 años al que ya han intentado desahuciar una vez en Barcelona, tiene un 75% de diversidad funcional y dependencia reconocida por la Generalitat de Catalunya, pero aún así, mañana 11 de febrero un juzgado de la Audiencia de Barcelona tenía programado su desahucio en la Calle Ruiz de Padrón, en el número 60.

El anciano, que vive en el mismo piso desde 1931 apunta que esta vivienda es su vida. "Tengo demasiados recuerdos. Aquí murió mi padre, y también mi mujer, es por eso que estoy triste", lamenta Cinto. Además apunta que aunque lo esté pasando mal debe "luchar" ya que asegura que quien lo quería desahuciar "no tiene conciencia ninguna". 

El Observatori de habitatge i turisme del Clot ha asegurado antes de que se supiera que se iba a parar el desahucio que si este no se frenaba "Cinto nunca más" iba a poder vivir con sus cosas, "ya que los muebles son antiguos" y no se podrían volver a montar. "Nuestro objetivo es empezar una revuelta sin pausa" con el lema 'EnCintoEsQuedaAlBarri', ha apuntado.  

El Govern y la Naciones Unidas piden que no se ejecute el desahucio

La asociación envió este domingo toda la documentación a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y a primera ahora de la tarde recibieron respuesta: "Se ha solicitado al Estado parte a suspender lo desahucio".

También la Generalitat ha pedido a Justicia que se suspenda la orden de ejecución, teniendo en cuenta el gran revuelo social por este caso y por la existencia de un requerimiento de la Oficina del Alto Comisionado por los Derechos Humanos de Naciones Unidas. El Govern ha trasladado la petición a los órganos judiciales competentes.

El motivo de la orden de desahucio es por un retraso en el pago, que siempre se había hecho efectivo, ya que su contrato sigue en vigor. Cinto es un vecino conocido en el barrio ya que hasta los 71 años ha estado vendiendo pollos en una tienda de proximidad. 

El anciano ha dejado bien claro que quiere morir en su casa, sobre todo después de todo el apoyo recibido por parte del barrio, que continuamente ha mostrado que no piensan dejarlo solo.

Este fin de semana, Cinto ha tenido que sacar los muebles del piso porque estaba seguro de que si se conseguía ejecutar el desahucio la propietaria no se los dejaría sacar.

El primer intento de desahucio a Cinto, el anciano de 92 años

Varias decenas de activistas y vecinos del barrio del Clot de Barcelona evitaron otro intento de desahucio del hombre de 92 años de su vivienda, sentándose delante de la puerta y haciendo resistencia pacífica.

Fuentes de los Mossos d'Esquadra informaron que el desahucio se suspendió, al no ser posible sacar una por una a las personas que se encontraban delante de la puerta de la casa del anciano.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento