¿Cuánto vale nuestra casa?

  • La situación y el tamaño son factores determinantes
  • La tasación es imprescindible para una compraventa
  • El Banco de España controla a estas sociedades
Tasador manos a la obra.
Tasador manos a la obra.
ESTEBAN
"¿Estaré pagando realmente lo que cuesta?", "¿Estoy sacando suficiente dinero por el piso?"... Una de las inquietudes de cualquier persona que esté pensando en vender o comprar una vivienda es si el precio de la transacción se ajusta al
valor real de la casa.

Aunque cada sociedad tasadora tiene su método, el Banco de España regula una serie de baremos para la tasación, una operación imprescindible en operaciones como la compraventa de una vivienda o la concesión de un crédito hipotecario.

¿Qué influye?

Ubicación. Éste es el factor que más influye en el precio de una vivienda. Y es que no es lo mismo comprar una casa en Madrid o Barcelona que hacerlo en Teruel. El valor del metro cuadrado también sufre grandes variaciones entre los distintos barrios de una misma ciudad.

Características. Si el piso está reformado o no, la orientación, si es una primera planta o un ático, interior o exterior, las calidades de los acabados... Hay muchos factores que marcan la diferencia entre una casa y otra; y que pueden ir sumando, o restando, euros en la valoración final.

Superficie. Junto con la ubicación, es la característica más importante a la hora de tasar una vivienda.

Antigüedad. En contra de lo que se pudiera pensar, este factor es más secundario en una tasación. Aunque es importante considerar la edad de una casa, también es cierto que una vivienda de 40 o 50 años puede encontrarse en mejores condiciones que otra de 20 años.

Finca. Si la casa forma parte de un bloque, éste también tendrá una influencia directa en su valor. Las zonas infantiles, jardines o una piscina en la finca siempre juega a favor de la vivienda. Sin llegar a estos extremos, la presencia o no de ascensor puede ser determinante.

Régimen de ocupación. No es lo mismo que la casa esté en régimen de alquiler o propiedad. Como norma general, se presupone que si la vivienda está alquilada el cuidado será menor que si residen en ella sus propietarios.

La influencia del mercado

Además de las características de la casa, hay otros factores externos que influyen en las tasaciones. La rigidez de los bancos para conceder hipotecas ha hecho, por ejemplo, que en los últimos tiempos las tasaciones cada vez se ajusten más al precio real. Según los expertos, atrás quedaron los años en que se tasaba hasta un 30% por debajo del precio real.

La crisis del mercado inmobiliario también está teniendo sus consecuencias, y ha hecho que el valor de las tasaciones durante el mes de agosto haya caído un 4,6%, en lo que supone su sexto mes consecutivo de bajadas, según datos de la sociedad tasadora Tinsa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento