El IRA renuncia a la lucha armada

El Ejército Republicano Irlandés no se diluye, pero ordena a sus militantes que persigan sus objetivos sólo por medios «democráticos y pacíficos». Dos clérigos, uno católico y otro protestante, podrán presenciar el desarme
Un mural en Belfast, Irlanda del Norte, ayer: «Tiempo para la paz, hora de irse».
Un mural en Belfast, Irlanda del Norte, ayer: «Tiempo para la paz, hora de irse».
Paul Mcerlane / EFE
El Ejército Republicano Irlandés (IRA, en inglés) ordenó ayer a sus voluntarios (militantes), tras más de 30 años de conflicto, que abandonen la lucha armada y persigan su objetivo, la salida de los británicos del Ulster y la unificación de la isla de Irlanda, por medios exclusivamente «democráticos y pacíficos». También insta a sus voluntarios a que no se impliquen «en otras actividades», en alusión a contrabando o robos.

No obstante, la organización no anuncia su disolución, una de las demandas de los unionistas (partidarios de seguir con Gran Bretaña) para negociar con el Sinn Fein (brazo político del IRA) la formación de un Gobierno compartido en un Ulster ferozmente dividido entre católicos y protestantes.

El IRA indicó que «ha autorizado a sus representantes a «colaborar» con la Comisión Internacional Independiente de Desarme (IIDC) para completar y verificar la destrucción de sus arsenales. También permitirá que dos clérigos, uno católico y otro protestante, presencien el desarme.

El Gobierno británico confirmó que la IIDC y la Comisión de Control, que verifica las treguas, elaborarán informes sobre los progresos.

Zapatero dice que no hay paralelismo con ETA

Pero Rubalcaba le pide a la banda que «tome nota». De «gran noticia» calificó ayer el anuncio del IRA el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, quien felicitó al primer ministro británico, Tony Blair, por este «paso de gigante contra el terrorismo». No obstante, Zapatero se negó a hacer paralelismos con ETA. Quien sí aludió a la banda fue el portavoz del PSOE en el Congreso, Alfredo Pérez Rubalcaba, al destacar que «ahora queda esperar que quien tiene que tomar nota la tome». El secretario de justicia del PP, Ignacio Astarloa, también evitó comparaciones y recalcó que lo que tiene que hacer ETA es «desaparecer». El portavoz de la ilegalizada Batasuna, Arnaldo Otegi, pidió el compromiso de todos los partidos para construir «vías pacíficas y democráticas» que lleven a ETA a una decisión similar. En mayo el Congreso aprobó dialogar con ETA si deja las armas. A principios de julio, la banda suspendió de militancia a seis presos por pedir el fin de la violencia.

El terrorismo en Europa

ETA (España): Fundada en el País Vasco en 1959, se autopresentó como un movimiento independentista y una reacción a la represión franquista. A partir de 1962 se centra en los atentados. Desde entonces ha matado a cerca de un millar de personas.

Brigadas Rojas (Italia): Nacido de grupos intelectuales de la llamada «nueva izquierda» italiana, comenzó sus ataques en 1970. Su acción más destacada fue el secuestro y asesinato del presidente de la Democracia Cristiana, Aldo Moro, en 1978.

Baader-Meinhof (Alemania): De ideología izquierdista, en 1968 comenzó sus acciones (contra el Estado y después la OTAN). A mediados de los setenta, sus líderes: Andreas Baader, Ulrike Meinhof y Gudrun Ensslin, aparecieron muertos en sus celdas, iniciando el declive del grupo.

FLNC (Francia-Córcega): Uno de los principales grupos terroristas independentista corsos. El Frente de Liberación Nacional Corso se ha adjudicado, en el último año, más de una docena de atentados contra instalaciones francesas la isla.

El comunicado

«Se ha ordenado a todas las unidades del IRA que se deshagan de sus armas. Se han dado instrucciones a todos los voluntarios para que presenten su ayuda en el desarrollo de programas puramente políticos y democráticos con medidas exclusivamente pacíficas» (extracto de la nota del IRA).

3.000 muertos

El IRA inició sus acciones en 1955 para reclamar la unión de Irlanda del Norte con la República de Irlanda. En 1920, al independizarse la católica Irlanda, el Ulster protestante se mantiene unido a Gran Bretaña. A finales de los sesenta el IRA recrudece sus acciones. En tres décadas sus atentados han matado a 3.000 personas.

Las reacciones

«Éste puede ser el día en el que, finalmente, la política sustituya al terrorismo en la isla de Irlanda»Tony Blair

Primer ministro británico

«Quiero pedir a los nacionalistas y republicanos irlandeses que vuelquen su indudable talento y energía en la construcción de una nueva Irlanda»Gerry Adams

Presidente del Sinn Fein

Sentimos desprecio a sus intentos de justificar su campaña asesina»Ian Pasley

Reverendo radical unionista

Es una declaración importante y potencialmente histórica»Scott McClellan

Portavoz de la Casa Blanca

Mostrar comentarios

Códigos Descuento