Ofensiva contra las carreras ilegales de las ‘minimotos’

La Guàrdia Urbana ha inmovilizado 25 ‘pockets bike’ en los últimos seis meses. La mayoría circulan en Horta. Sólo pueden ir por circuitos privados
Dos de las minimotos inmovilizadas por la Guàrdia Urbana durante el último semestre.
Dos de las minimotos inmovilizadas por la Guàrdia Urbana durante el último semestre.
Redacción
La proliferación de las pocket bike o minimotos está dando más de un quebradero de cabeza a la Guàrdia Urbana de Barcelona.

Desde hace meses reciben denuncias de carreras de estos pequeños pero potentes vehículos en parques y calles. La policía municipal investiga supuestas apuestas económicas detrás de estas competiciones ilegales. El Velódromo de Horta o el castillo de Montjuïc son, según fuentes de la Guàrdia Urbana, donde se realizan las carreras, pero, de momento, no han podido cogerles in fraganti.

Mucho descerebrado

No sólo los agentes municipales han detectado irregularidades en el uso de las minimotos. Propietarios de tiendas donde se venden pockets y también algunos usuarios aseguran que «hay mucho descerebrado conduciéndolas y que no son conscientes de que se trata de vehículos que pueden alcanzar los 80 km por hora».

De hecho, un aficionado y vendedor de estas motos, que ha preferido permanecer en el anonimato para evitar problemas, asegura, incluso, que ha presenciado tirones de bolso en Nou Barris en los que una pocket es el sistema de huida.

En los primeros seis meses del año, la Guàrdia Urbana de Barcelona  ha inmovilizado 25 pocket bikes, la mitad en el distrito de Horta-Guinardó. En Torroella de Montgrí se han incautado en dos días de seis minimotos por circular por la vía pública. El motivo para sancionar los  es que sólo pueden rodar por circuitos privados, como si fueran coches de F-1.

Multas de hasta 2.000 euros

Desde el 14 de junio, el Servei Català de Trànsit decidió tomar cartas en el asunto y, a falta de una regulación específica para las pocket, las equiparó a los ciclomotores -y no un juguete-, por lo que sus propietarios están obligados a tener una autorización administrativa, un seguro, la licencia para conducirlas y llevar casco. Cuatro directivas que casi siempre se incumplen y por las que les pueden imponer multas de entre 750 y 2.000 euros. Las pocket tienen cilindrada habitual de 49 cc -aunque algunas llegan a 110 cc- y pueden alcanzar entre los 50 y los 80 km por hora.

Son muchas las páginas de Internet donde se dan todo tipo de detalles sobre estos pequeños vehículos, comprarlos o tunnearlos. Además, hay webs que ofrecen «kedadas», o sea, encuentros en recintos cerrados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento