La multa al taxista que no quiso llevar a una embarazada al hospital indigna al colectivo

Protesta de taxis por la subida del carburante. (ARCHIVO)
Protesta de taxis por la subida del carburante. (ARCHIVO)
ARCHIVO

Indignación generalizada en el colectivo de taxistas. Ese es el sentimiento predominante tras conocer que el jurado popular ha declarado culpable a un compañero por omisión del deber de socorro al no llevar al hospital a una mujer que estaba a punto de dar a la luz y a su marido.

cuerpos policiales se han negado a trasladar a una persona argumentando que no es su obligación

La Federación Sindical del Taxi ha mostrado su rechazo a dicha sentencia y su solidaridad con el compañero inculpado.

Según un portavoz de esta organización, "el taxi no es un servicio de urgencia, la prestación de socorro en ningún momento obliga al traslado de la persona que lo solicita, puesto que se le puede prestar socorro con el simple hecho de hacer una llamada al 112".

Además, acusan a los distintos cuerpos policiales puesto que "delante de nosotros se han negado a trasladar a una persona argumentando que no es su obligación y que el traslado lo debe efectuar un servicio de urgencias en condiciones".

Por otra parte, denuncian que cuando "se ha trasladado a personas de manera urgente los compañeros han sido multados por exceso de velocidad o por saltarse algún semáforo en rojo, como el caso del compañero a quien multaron con 100 euros cuando trasladaba a una persona muy grave al hospital de Sagunto el día de Reyes del 2007".

De esta forma, se quejan de que "si prestamos el servicio malo y nos multan, si no lo prestamos nos juzgan y condenan". Por este motivo, aclaran que "entre nuestras obligaciones no está el servicio de urgencia sanitario".

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALENCIA

Mostrar comentarios

Códigos Descuento