Sánchez se lleva a sus hombres fuertes al retiro con sus ministros en Quintos de Mora

  • Redondo y Bolaños participan en la reunión de 12 horas de Sánchez con Gobierno.
  • Se trata de una cita para que los ministros “confraternicen” y se conozcan.
  • Abordarán el calendario legislativo, sobre el que han surgido diferencias por el Código Penal.
Reunión de Pedro Sánchez con sus ministros en Quintos de Mora
Reunión de Sánchez con su anterior gabinete, en 2018.
MONCLOA - Archivo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reunirá este sábado a todos sus ministros en la finca toledana de Quintos de Mora para “confraternizar”, para que se conozcan y para trazar con ellos las líneas estratégicas de la acción de gobierno. Salvando las distancias, será algo parecido a un Consejo de Ministros informal, en el que los ministros y ministras se sentarán en torno a una mesa, a la que en esta ocasión también han sido invitados dos de los hombres fuertes del presidente, con el director de su gabinete, Iván Redondo, a la cabeza, a los que Sánchez no ha querido dejar fuera de esta reunión.

Redondo y el secretario general de Presidencia, Félix Bolaños, participarán también en el encuentro en Quintos de Mora, a la que también asistirá el secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver, miembro también del comité de dirección del gabinete.

Quintos de Mora es una finca propiedad del Estado que se hizo famosa en 2001, puesto que fue allí donde el entonces presidente, José María Aznar, agasajó al también entonces presidente de Estados Unidos, George W. Bush. Aznar también recibió allí a Tony Blair en un encuentro al que también acudieron sus esposas, de la misma manera que José Luis Rodríguez Zapatero acudió allí con el expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva. Su sucesor, Mariano Rajoy, acudió allí más bien para descansar porque prefería otras latitudes para llevar a sus visitas políticas, como cuando llevó a Galicia a la canciller alemana Angela Merkel, con la que caminó algunos kilómetros del Camino de Santiago.

En todo caso, la visita del Gobierno a Quintos de Mora este sábado no será para descansar ni para recibir a un mandatario internacional. Como ya hizo en 2018, Sánchez ha convocado allí a sus ministros y ministras para “confraternizar” y también para, en presencia de Redondo, Salazar y Bolaños, coordinar y fijar las líneas del gobierno. La jornada empezará a las 9.30 y concluirá a las 19 horas.

Por la parte social, fuentes de Moncloa recuerdan que Sánchez ya reunió a sus ministros cuando arrancó su anterior mandato, en 2018, y que ahora tiene si cabe más sentido, ya que no son del mismo partido y muchos de ellos no han tenido oportunidad de hablar más allá de la hora y media que cada semana se reúnen en el Consejo de Ministros.

Integrar y confraternizar

Será una forma, añaden, de “integrar” y “confraternizar” en un Ejecutivo de coalición entre el PSOe y Unidas Podemos que, de momento, no ha dado demasiado que hablar por diferencias entre los socios. En las últimas semanas, sí hay diferencias sobre el alcance y la oportunidad de la reforma del Código Penal, porque la ministra de Igualdad, Irene Montero, quiere llevarla ya al Congreso para que se refuerce el consentimiento en las relaciones sexuales y se enfrenta al freno del proyecto debido a qué hacer con el delito de sedición.

De hecho, las tiranteces que se observan de momento no se están produciendo tanto entre PSOE y Unidas Podemos como dentro del sector socialista, con miembros del Gobierno que no terminan de asumir su nuevo puesto en el escalafón. A este respecto, la atención se concentra en Carmen Calvo, que ha pasado de ser única vicepresidenta a ser la primera de cuatro vicepresidencias. La semana pasada concedió una entrevista a El País que creó malestar en Moncloa porque subrayaba sus competencias por encima del poderoso gabinete del presidente, personificado este sábado en Quintos de Mora por Redondo y Bolaños.

Calendario legislativo

En este ambiente, el presidente, los ministros y su equipo socializarán en un ambiente distendido pero con dos sesiones de trabajo, separadas por una comida. Por la mañana, abordarán la agenda legislativa para este trimestre, el contexto económico y la estabilidad presupuestaria, según han indicado fuentes de Moncloa.

Tras la “comida informal”, volverán a reunirse para estudiar “las grandes transformaciones que impulsará el gobierno durante la legislatura”: crecimiento económico, igualdad, cohesión territorial, transición ecológica, ciencia y digitalización y justicia social.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento