Salen a la luz las causas de la muerte de Nick Gordon, el hijo adoptivo de Whitney Houston

  • También fue novio y responsable de la muerte de Bobbi Kristina Brown, su hermana adoptiva y única hija de la cantante.
La hija de Whitney Houston, Bobbi Kristina Brown (d) y su hermano adoptivo Nick Gordon posan a su llegada al preestreno de Sparkle, la película póstuma de Whitney Houston, en Hollywood, California (Estados Unidos).
Nick Gordon y su hermana adoptiva y novia, Bobbi Kristina Brown, en 2012.
Paul Buck / EFE

Ya en su momento se especuló con la posibilidad de que fueran las drogas, y ahora la autopsia lo ha confirmado: la heroína fue la culpable de la muerte a principios de año de Nick Gordon, hijo adoptivo de Whitney Houston y novio de su única hija natural, Bobbi Kristina Brown, de quien fue, además, responsable de su muerte en 2015.

Treinta años tenía Gordon cuando falleció el pasado 1 de enero, el día de Año Nuevo, en Florida. Según el portal TMZ, que ha tenido acceso a los documentos del informe de la autopsia y toxicología del cadáver del joven, la hipótesis que se confirma es la de una sobredosis "accidental" de heroína.

Es decir, que su intención no fue la del suicidio, sino un exceso de dosis, que le provocó un estado inconsciente y una sucesión de paros cardíacos de los que no se recuperó. Dado que estuvo hospitalizado siete horas desde que encontraron su cuerpo inerte y los médicos lucharon por su vida, también se halló en el organismo Narcan.

El Narcan es naloxona, un potente enemigo de los receptores opioides y, por lo tanto, el medicamento que se suele utilizar para intentar revertir los efectos de una intoxicación por drogas. Jack Walker Jr., hermano de Gordon, ya adelantó a la revista People que esta sería con casi total seguridad la causa de la muerte de su hermano.

"Estamos consternados por la pérdida de mi maravilloso hermano, quien nos deja en los corazones de la familia y allegados un vacío imposible de rellenar. La batalla de Nick no era una batalla fácil, pero al menos puedo darle gracias a Dios por haberme permitido cogerle de la mano poco antes de que se fuera para siempre", fueron algunas de las palabras de su hermano.

Joe S. Habachy, abogado de Gordon y el primero en dar la noticia en su momento a E! News aunque sin aclarar las causas de la muerte, trató ya entonces de cambiar la percepción que tenía el mundo de Nick Gordon y su fuerte adicción a las drogas.

"Si bien no puedo hablar de las circunstancias específicas de su muerte, sí que puedo decir que ha resultado desgarrador haber sido testigo de la devastación total que produce la adicción a las drogas, sobre todo en un grupo de jóvenes con tanto potencial, que eran amigos y todos eran muy queridos", afirmó.

La mala prensa de Nick Gordon provenía de 2016 cuando fue condenado por negligencia en el homicidio de su novia y hermana adoptiva, Bobbi Kristina Brown. La sentencia le obligó a pagar 36 millones de dólares (unos 33 millones de euros) al ser encontrado "legalmente responsable" de la muerte de la joven.

Se tuvo en cuenta pues que fue él quien le suministró un "coctel tóxico" de drogas (que incluía cannabis, alcohol, sedantes y medicamentos para tratar la ansiedad) y que la abandonó en una bañera llena de agua fría, donde fue hallada al borde de la muerte horas después.

Finalmente, tras un coma inducido, la joven falleció en el hospital cristiano Peachtree de Duluth, en Georgia, seis meses después a causa de la neumonía provocada por la noche del 31 de enero de 2015.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento