Detenida en Gijón una mujer que se hacía pasar por otras personas para conseguir recetas de ansiolíticos

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Gijón a una mujer, de 39 años, que se hacía pasar por otras personas para conseguir recetas de ansiolíticos en distintos centros de salud de la ciudad, según una nota de prensa de la Comisaría gijonesa.

Fue en uno de los centros médicos donde detectaron el fraude y alertaron a la Policía, que pudo localizarla y arrestarla por usurpación de personalidad.

Los agentes de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de Gijón acudieron el pasado día 2 a un centro de Salud de Gijón porque una mujer que se encontraba en la sala de espera de uno de los consultorios estaba utilizando la identidad de otra persona para conseguir medicamentos.

Los policías se entrevistaron con el coordinador sanitario que les explicó que desde hacía meses habían detectado la presencia de una mujer en varios centros de salud que utilizaba varias identidades para conseguir ansiolíticos.

Al parecer, en las consultas la mujer se identificaba con el nombre de otras personas para conseguir la medicación que precisaba y decía que había extraviado su documentación y que se trataba de una urgencia médica.

Su constante presencia en los distintos centros de salud utilizando la misma excusa y varias identidades provocó sospechosas de fraude y, por ello, el coordinador de los centros, generó una alerta sanitaria para que se avisase de inmediato a la Policía si se detectaba a esa mujer, que estaba aportando tres identidades distintas para conseguir sus fines.

Los agentes comprobaron que la mujer había facilitado unos datos de identidad falsos valiéndose de la denuncia de la pérdida de documentación de otra persona, por lo que ante esta utilización fraudulenta de identidad para conseguir medicación de riguroso control médico, fue detenida.

La mujer, vecina de Gijón, llevaba consigo numerosas pastillas de tranquilizantes. Los investigadores no tienen constancia de que la arrestada se dedicase a la distribución ilícita de estas medicinas, pero ante la sospecha de que pudiera tratarse de un excesivo autoconsumo, fue trasladada al área de salud mental de un centro de salud para una valoración diagnóstica y, si fuera, preciso se le prescribiera un tratamiento médico adecuado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento