La Fiscalía investigará por posible "negligencia" a los pilotos del avión siniestrado en Estambul

Operarios trabajan en las labores de rescate del avión accidentado en Estambul.
Operarios trabajan en las labores de rescate del avión accidentado en Estambul.
EFE

La Fiscalía de Estambul ha abierto una investigación sobre los dos pilotos del avión que se salió de pista el miércoles en el aeropuerto Sabiha Gökçen, de Estambul (Turquía), para determinar si pudieron ser responsables de "provocar muertos y heridos" por una "negligencia".

El Ministerio Público ha ordenado que se tomen muestras de sangre a los dos pilotos, que están ingresados, para determinar si tomaron alcohol o drogas, según la agencia de noticias oficial Anatolia. Además, testificarán como "sospechosos" una vez hayan recibido el alta.

Por su parte, el ministro de Transporte, Mehmet Cahit Turan, había reconocido un día antes del siniestro el mal estado del aeródromo de Sabiha Gökçen, situado en la zona asiática de Estambul. En particular, había reconocido la necesidad de reformar la pista, donde habría tareas de mantenimiento "cada noche".

Los pilotos pudieron desoír las indicaciones

La compañía aérea turca Pegasus, a la que pertenecía el avión siniestrado, aún está investigando las causas del accidente, que ha causado tres muertos, ha explicado este jueves el director general de la empresa, Mehmet Tevfik Nane. Sin embargo, algunos medios locales han especulado con que los pilotos pudieron desoír las indicaciones de los controladores.

Durante la noche se recuperaron las cajas negras de la aeronave, que se partió en tres al aterrizar en el aeropuerto de Sabiha Gökçen en Estambul, pero aún continúa la labor de descifrado, ha indicado Nane en una rueda de prensa transmitida en directo en la cadena NTV.

El ejecutivo ha insistido en que todos los aviones de Pegasus, que describió como "una flota joven y bien cuidada", cumplen los estándares internacionales y los de la Unión Europea. Además, ha añadido, a todos los pilotos se aconseja evitar el aterrizaje y repetir la maniobra de aproximación si perciben cualquier riesgo.

No ha entardo a valorar las especulaciones de la prensa turca, que ha indicado la presencia de ráfagas de viento de cola, que habrían obligado poco antes a otros dos aviones a pasar de largo al llegar a la pista para iniciar una nuevo intento. 

En una grabación emitida por NTV, se puede escuchar una conversación entre pilotos y controladores aéreos en la que estos últimos comunicaban a los pilotos que ya habían reportado vientos de cola.

Tres muertos y 180 heridos

Nane confirmó que el avión, que había despegado del aeropuerto de Esmirna en Turquía occidental, a una hora de vuelo, llevaba a bordo 183 personas, incluida la tripulación.

Tres pasajeros fallecieron y 180 fueron ingresados en hospitales, pero al mediodía de hoy, 56 ya habían sido dados de alta, precisó el ejecutivo.

El espectacular accidente causó un incendio en la aeronave, que quedó totalmente destrozada, y en un principio se creía que no había que lamentar víctimas, dado que gran parte de los pasajeros abandonaron el avión por su propio pie.

Sin embargo, los equipos de salvamento trabajaron durante varias horas para rescatar a algunas personas atrapadas entre los restos del aparato, y solo hacia la medianoche pudieron dar por finalizada la labor.

El aeropuerto de Sabiha Gökçen, el más pequeño de los dos ubicados en Estambul - situado en la parte asiática de la ciudad -, canceló todos los vuelos anoche, pero en la madrugada de este jueves retomó su actividad normal. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento