¿Qué es la dieta FODMAP? ¿Puede ayudar a personas con problemas intestinales?

  • La dieta baja en FODMAP consiste en evitar determinados alimentos ricos en sustancias que puede provocar síntomas intestinales como gases o diarrea, propios del Síndrome de Colón Irritable.
  • Al ser una dieta restrictiva, debe hacerse bajo prescripción médica y con el asesoramiento de un nutricionista.  
El arroz es uno de los pocos cereales que se recomiendan come en la dieta baja en FODMAP
El arroz es uno de los pocos cereales que se recomiendan come en la dieta baja en FODMAP
Abie Rachman / Pixabay

La dieta FODMAP -o, mejor dicho, baja en FODMAP- es un acrónimo en inglés de las palabras Fermentable, Oligosacáridos, Disacáridos, Monosacáridos y Polioles. Se trata de una dieta bastante restrictiva que consiste en eliminar los alimentos ricos en estas sustancias. Al tratarse de una dieta terapéutica y bastante restrictiva, nunca debe hacerse sin la supervisión de un dietista-nutricionista ni sin ser prescrita por un especialista.

El fin último de esta dieta es mejorar los síntomas digestivos del Síndrome de Intestino Irritable (SII), un trastorno digestivo bastante común cuyos síntomas se calcula que afecta en algún momento de la vida a entre el 10 y el 20% de la población, aunque sólo el 15% de estos acudirá al médico porque lo padece de forma crónica. Sus síntomas más habituales, y los que se quieren reducir con una dieta baja en FODMAP, son gases, hinchazón, dolor abdominal e incluso diarrea. También se cree que puede ser útil en caso de colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn u otras molestias intestinales, siempre que se hayan descartado intolerancias e intolerancias. 

Dónde están los FODMAP y por qué deben evitarse

La dieta baja en FODMAP excluye determinados alimentos de la dieta porque son ricos en unas sustancias que pueden pasar directamente al colon sin ser absorbidos en el intestino delgado. Estas sustancias se convierten, en el intestino grueso, en sustrato para las bacterias, incrementando el contenido de agua y el gas producido por la fermentación y provocando así los síntomas arriba descritos.

A grandes rasgos, porque la lista es muy larga, estos son los alimentos más comunes que habría que evitar en una dieta baja en FODMAP:

  • Lácteos: En general, todos, excepto los que no contengan lactosa, un disacárido.
  • Verduras: Al igual que las frutas, algunos sin ricos en fructosa (monosacárido), galactanos (oligosacáridos) y sorbitol (polioles). Las hortalizas a evitar serían: ajo, alcachofas, algas rojas, berenjena, brócoli, cebolla, chalotas, col, coles de bruselas, champiñones, coliflor, escarola, espárragos, guisantes, hinojo, lechuga, pimiento verde, puerros, remolacha, setas.
  • Frutas: Aceituna, albaricoque, aguacate, brevas, caquis, chirimoya, ciruela, guindas, grosellas, mango, manzana, melocotón, melón, nectarina, pera, sandía
  • Frutos secos y desecados: anacardos, avellanas, cacahuetes, castaña, piñones, semillas de girasol, pistachos, ciruelas, dátiles, orejones, uvas.
  • Cereales: Son ricos en fructanos (oligosacáridos), y habría que evitar cualquier tipo de bollería, cebada, centeno, cous-cous, harina y pan de trigo.
  • Legumbres: También son ricas en galactanos (oligosacáridos), y se deben evitar casi todas, especialmente las lentejas, las judías y los garbanzos.
  • Edulcorantes, con gran cantidad de polioles y sacarosa (monosacárido). Estos son: miel, jarabes, fructosa, sirope de maíz y edulcorantes artificiales que acaben en ‘olo’, como sorbitol o xilitol. Los productos denomiandos light suelen contener este tipo de edulcorantes.
  • Carnes procesadas: embutidos, charcutería… Aunque las proteínas animales no contienen FODMAP, se recomienda no comer estos alimentos procesados porque entre sus ingredientes pueden tener alguno oculto. Por este motivo, también se recomienda evitar las salsas o suplementos de fibra. 

Alimentos recomendados

La lista de los alimentos a evitar es amplia e incluye alimentos muy habituales en la dieta, como los cereales, pero, por su bajo contenido en FODMAP, todavía hay una gran cantidad que alimentos recomendados en esta dieta. Estos son algunos de ellos.


  • Lácteos y sustitutos. Si se recomienda comer leche y yogures sin lactosa y algunos quesos como mozarella, brie, Camembert, Chédar, feta. Y bebidas vegetales no lácteas, como la de avena, arroz, almendra o avellana.
  • Carnes magras, pescados y huevos. Siempre que no estén procesados, son recomendables, pues no contienen FODMAP.
  • Frutas: Arándano azul y rojo, fresa, frambuesa, frutas de la pasión, kiwi, mandarina, melón, maracuyá, naranja, papaya, plátano, pomelo, piña, uvas. Con moderación: aguacate, cereza, coco, mora
  • Frutos secos: Almendras, nueces, nuez de macadamia, chía, todos con moderación.
  • Verduras: Acelga, apio, berza, brotes de bambú, brotes de soja, brócoli (con moderación), calabaza, calabacín, cebollino, col rizada, chirivía, endibias, espinaca, judías verdes, lechuga iceberg, maíz dulce, nabo, palmitos, pepino, pimiento rojo, rábano, rúcula, tomate, zanahoria.
  • Legumbres y tubérculos: soja, patatas, boniatos, yuca.
  • Cereales: Trigo sarraceno, avena, tapioca, arroz, maíz, quínoa, mijo… y sus correspondientes harinas y panes.
  • Endulzantes: Azúcares (con moderación), sirope de arce, y endulzantes sin calorías, como la estevia, la sacarina y el aspartamo.
  • Aceites vegetales. No contienen FODMAP, así que están permitidos, sobre todo el AOVE.

Cómo llevarla a cabo

Debido a que es una dieta muy restrictiva y que puede provocar carencias nutricionales (como de calcio, vitamina D o de fibra) si no se lleva a cabo adecuadamente, siempre debe hacerse bajo prescripción médica, cuando otras recomendaciones alimentarias no hayan funcionado y bajo la supervisión de un nutricionista.

Además, este tratamiento dietético, ha de llevarse a cabo en dos fases:

•En la primera, que durará entre 4 y 8 semanas, se llevará a cabo una restricción severa.

•En la segunda, y después de identificar el nivel de tolerancia del paciente a los distintos FODMAP, se irán reintroduciendo con algunos días de diferencia, los alimentos retirados para probar su tolerancia, por ejemplo, los lácteos, las legumbres, los champiñones, etc. El objetivo es comprobar los que son mejor tolerados para que la dieta sea lo menos restrictiva posible. 

La Federación Española del Aparato Digestivo quiere dejar claro que, aunque se ha demostrado que limitar la cantidad de FODMAP puede ayudar a reducir los síntomas gastrointestinales en pacientes con Síndrome de intestino irritable, hay que ser muy prudentes, pues “aún no está bien definido el punto de corte de las cantidades aceptables de FODMAP y probablemente sea específico para cada paciente”. Es más, los estudios iniciales eran muy alentadores, pero en los resultados son diferentes. Por tanto, todavía está por demostrar al 100% que una dieta baja en FDOMAP sea realmente eficaz en el tratamiento del SII y otras dolencias digestivas. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento