Hollywood llora la pérdida de Kirk Douglas, el penúltimo icono de su edad dorada: "Te amaré por el resto de mi vida"

Flores en la estrella de Kirk Douglas en el Paseo de la Fama de Hollywood
Flores en la estrella de Kirk Douglas en el Paseo de la Fama de Hollywood.
JOHN G. MABANGLO / EFE

La muerte Kirk Douglas a los 103 años dejó a Hollywood huérfano de una de sus mayores leyendas, el último superviviente de su época dorada, aquella que le convirtió en un icono que hoy recuerdan directores, intérpretes, estudios y otras instituciones del mundo del cine.

Desde celebridades de su propia familia, como su hijo Michael Douglas y su nuera Catherine Zeta-Jones, a cineastas de la talla de Steven Spielberg o instituciones como la Academia de Hollywood han querido rendir homenaje al actor, que fue un referente para toda una generación dentro y fuera de la gran pantalla.

"Adiós a una leyenda de Hollywood", escribió la Academia en sus perfiles oficiales, con una fotografía de Douglas en la película Espartaco (1960) y una cita del intérprete en la que hablaba sobre su pasión por la actuación.

La mala noticia llegó, precisamente, cuatro días antes de que esta institución entregue los prestigiosos Óscar en la gran fiesta del cine. Unos premios que Douglas nunca ganó como actor, aunque aspiró en varias ocasiones, pero que le rindieron un homenaje en 1996 con una estatuilla honorífica.

Justo esa mañana, cientos de trabajadores y periodistas trabajaban a contrarreloj en el mítico Paseo de la Fama, pero la muerte de Douglas se apoderó de las conversaciones durante los preparativos para la ceremonia del domingo, que previsiblemente incluirá una mención al fallecido.

Para el mundo fue una leyenda, un actor de la edad dorada del cine, un ser caritativo cuyo compromiso con la justicia y las causas en la que creyó sentaron un estándar al que aspirar todos. Pero para mí y mis hermanos era simplemente papá

En ese momento, su hijo Michael publicaba unas palabras: "Para el mundo fue una leyenda, un actor de la edad dorada del cine (...), un ser caritativo cuyo compromiso con la justicia y las causas en la que creyó sentaron un estándar al que aspirar todos. Pero para mí y mis hermanos era simplemente papá".

Poco después, su nuera Catherine Zeta-Jones, con quien Douglas subió al escenario de los Globos de Oro de 2018 para recibir un homenaje, le decía "te amaré por el resto de mi vida, ya te extraño", con una foto en la que aparece dándole un beso.

Asimismo, el cineasta Steven Spielberg alabó que Douglas conservara "su carisma de estrella de cine hasta el final de su maravillosa vida".

"Me honra haber sido una pequeña parte de sus últimos 45 años. Extrañaré sus notas escritas a mano, cartas y consejos paternos, y su sabiduría y coraje -que van más allá de un trabajo tan impresionante- son suficientes para inspirarme para el resto del mío", aseguró a la revista The Hollywood Reporter.

Entre otros motivos por los que la industria cinematográfica recordará a Douglas está el hecho de que cambió las reglas del juego, pues decidió moverse por libre en la meca del cine cuando aún primaba el "star-system" dirigido por los grandes estudios al fundar su propia compañía productora, para rodar y financiar sus propias películas en un momento en el que los contratos comenzaron a volverse demasiado abusivos.

Aun así, estudios míticos de la historia del cine recordaron su legado.

"El icono de la pantalla y la leyenda de Hollywood, Kirk Douglas, murió a los 103 años. El actor y productor tuvo 75 películas con su nombre, incluida la trascendental Espartaco, y numerosos premios. Lo recordamos hoy por su valiosa contribución al cine y la industria del cine", escribió la Paramount en su perfil institucional de Twitter.

"Me honra haber sido una pequeña parte de sus últimos 45 años"

La estrella de Star Trek William Shatner exclamó "¡que icono tan increíble era él en esta industria", mientras que su compañero George Taikei prometió "que será extrañado", ya que era una persona "adorada y amada".

Por su parte, el actor Rob Reiner lo situó "para siempre" en "el panteón de Hollywood".

Una de las claves del legado de Kirk Douglas, y que hoy muchos resaltaron en sus perfiles y despedidas sobre el actor, fue la huella que dejó más allá de los sets de rodaje.

Por ejemplo, Mitzi Gaynor, que compartió escena con Douglas en la comedia romántica Conserje a su medida (1963) celebró su vida con un "bravo", y agradeció su "generosidad" por compartir el talento que tenía.

"La película que hicimos juntos siempre tendrá un lugar especial en mi corazón", prometió.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento