Guaidó, sobre su reunión con Trump en la Casa Blanca: "Ha sido muy productiva"

Juan Guaidó junto con Donald Trump en la Casa Blanca.
Juan Guaidó junto con Donald Trump en la Casa Blanca.
EFE

El líder opositor venezolano Juan Guaidó, reconocido por más de 50 países como presidente interino de Venezuela, calificó este miércoles de "muy productiva" la reunión que sostuvo con el gobernante de EE UU, Donald Trump

"En nombre de los venezolanos estamos aquí porque el 5 de enero, el 7 de enero, el 15 de enero logramos resistir a los embates de una dictadura, resistir a lo que fue el intento de tomar el Parlamento por la fuerza", declaró brevemente Guaidó a los reporteros. 

El también presidente de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) se pronunció poco después de visitar la Casa Blanca para su primer encuentro con Trump, cuyo Gobierno fue el primero en reconocerlo en como presidente interino después de que el opositor se proclamara como tal el 23 de enero de 2019 tras invocar la Constitución. 

"Estamos insistiendo en todo momento que tenemos el respaldo del mundo, que no es a Juan Guaidó, es a una causa, es a la democracia, es a la libertad, es a la posibilidad de ver un continente definitivamente libre, no permitir refugio a terroristas, no permitir el refugio a narcotraficantes", agregó. 

Guaidó agradeció el "compromiso" de Trump, quien en su tercer discurso anual sobre el Estado de la Unión ante el Congreso expresó su compromiso con la "lucha justa por la libertad" de Venezuela

"Enfrentamos en Venezuela, como ustedes saben, una dictadura, una dictadura que persigue, que tortura, que secuestra, que amenaza de muerte, que atentó contra el vehículo de los diputados el 15 de enero, que quiere destruir un país. No se lo vamos a permitir", agregó Guaidó, quien anticipó que las "acciones concretas" contra Maduro se irán anunciando "en su momento". 

"Estamos buscando las acciones, las oportunidades, las herramientas para desarrollar de nuevo un país que lucha", agregó el dirigente opositor, poco antes de reunirse con el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, institución que Guidó consideró un "pilar fundamental para pensar en la Venezuela que viene". 

Moreno indicó por su parte que el BID fue la primera institución multilateral en acompañar y acoger a Guaidó como presidente interino de los venezolanos. "Nosotros hemos venido trabajando durante mucho tiempo, listos para acompañar al presidente Guaidó el día que tengan todos los instrumentos de poder para poder atender a todos los venezolanos", afirmó Moreno. 

Este miércoles, Guaidó llegó al jardín sur de la Casa Blanca en un vehículo negro, acompañado de su delegado para las Relaciones Exteriores de Venezuela, Julio Borges. Trump, vestido con su característica corbata roja, lo recibió bajo un gran toldo blanco para protegerse de la intermitente lluvia y posó con Guaidó durante unos segundos ante las cámaras, antes de dirigirse con él hacia el interior de la Casa Blanca. 

Ambos procedieron entonces hacia el Despacho Oval, donde se esperaba que un grupo pequeño de periodistas y cámaras pudiera acceder al inicio de la reunión y escuchar declaraciones de ambos. 

Sin embargo, en el último momento, la Casa Blanca decidió cerrar el acceso de los medios a la reunión, algo que desató especulaciones en la sala de prensa sobre la posibilidad de que Trump quisiera evitar las preguntas sobre el voto del Senado en su juicio político. Guaidó se alojó esta noche en la casa reservada para los invitados oficiales de la Casa Blanca, en la que estaba izada este miércoles una bandera venezolana y que estaba rodeada por fuertes medidas de seguridad.

El comunicado de la Casa Blanca sobre la reunión

La Casa Blanca había informado en un comunicado de que Trump pensaba aprovechar la ocasión para "reafirmar el compromiso de Estados Unidos con el pueblo de Venezuela" y con Guaidó como mandatario interino.

Además, que analizrían el modo de trabajar juntos para "acelerar una transición democrática en Venezuela que ponga fin a la actual crisis" política y humanitaria que sufre el país desde hace años.

"Seguiremos trabajando con nuestros socios en la región para hacer frente a la ilegítima dictadura en Venezuela y permaneceremos junto al pueblo venezolano para garantizar un futuro que sea democrático y próspero", ha reiterado la Presidencia norteamericana.

Guaidó acudió al Capitolio este martes

Guaidó acudió la noche del martes al Capitolio invitado por la Casa Blanca, en la que es, en principio, la última parada de la gira internacional que emprendió el pasado 19 de enero y que le ha llevado a Colombia, Reino Unido, Bruselas, Davos, Francia, España y Canadá.

El líder opositor aseguró la semana pasada que, "pese a las amenazas" del Palacio de Miraflores, regresaría a Venezuela, no sin antes "hacer todo lo posible" para lograr una reunión con Trump.

El magnate neoyorquino pidió a Guaidó que lleve a "su gente" el mensaje de que "todos los estadounidenses están unidos con el pueblo venezolano en su justa lucha por la libertad". "Su mandato de tiranía quedará aplastado y roto", dijo sobre Maduro, al que llamó "dictador socialista" y "dirigente ilegítimo".

Guaidó pretende recobrar el impulso internacional que obtuvo hace un año cuando se proclamó mandatario interino con la intención declarada de derrocar a Maduro. Más de 50 países, entre ellos Estados Unidos, la mayoría de los latinoamericanos y numerosos europeos, incluido España, le han reconocido como tal pero el dirigente 'chavista' se mantiene en el poder.

Críticas desde Caracas

El Gobierno de Maduro, entretanto, no ha escatimado críticas tanto contra Guaidó como contra sus valedores internacionales, con Estados Unidos a la cabeza. Así, el ministro de Exteriores venezolano, Jorge Arreaza, ha calificado de "charlatán soberbio con ínfulas de emperador" a Trump por el gesto con Guaidó en el discurso ante el Congreso.

"La República Bolivariana de Venezuela rechaza enérgicamente y cumple con denunciar ante la comunidad internacional, las expresiones injerencistas y las groseras intromisiones en sus asuntos internos realizadas por Donald Trump durante el discurso anual ante el Congreso estadounidense", ha dicho el Ministerio de Exteriores en un comunicado.

Arreaza ha considerado que se trata de "un agonizante esfuerzo por revivir la ya fracasada estrategia de cambio de gobierno por la fuerza (en Venezuela), apegado a un guión prefabricado, en medio de un espectáculo electoral circense".

"Haciendo uso de un discurso lleno de mentiras, 'chovinismo' y declaraciones supremacistas, Trump ofende e irrespeta al pueblo venezolano, al proferir violentas amenazas contra su integridad y contra el Gobierno constitucional, legítimo y democrático del presidente, Nicolás Maduro", ha reprochado.

En concreto, se ha referido al discurso de Trump sobre el Estado de la Unión como "una delirante y arrogante alocución" de "un charlatán soberbio con ínfulas de emperador, que pretende dominar su país y al mundo entero a partir del engaño, la extorsión, la ignorancia y la fuerza".

"Reiteró su desprecio por la paz, por el Derecho Internacional, por la vida y, en particular, hacia la soberanía de Venezuela, contando con la vergonzosa complicidad de quienes se dedican a vender la Patria a cambio de las humillantes migajas que les arroja su jefe, el señor Trump, dependiendo de su estado de ánimo", ha denunciado.

Arreaza ha ratificado que "el pueblo venezolano no permitirá jamás que, parafraseando al libertador Simón Bolívar, Estados Unidos plague de miserias Nuestra América, en nombre de una falsa libertad"

"Venezuela es y será irrevocablemente libre e independiente. Solo el pueblo venezolano determina y determinará su presente y su futuro victorioso, soberano y socialista", ha aseverado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento