Compromís pide al Gobierno que "rectifique" y diseñe un marco regulatorio que haga rentable la cogeneración

El diputado de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, ha instado este miércoles al Gobierno a "rectificar" y crear un marco regulatorio que haga "rentables" las instalaciones de cogeneración, utilizadas de forma pionera por la industria del azulejo y la cerámica, y le ha pedido que hable con Arabia Saudí para que "agilice" las nuevas certificaciones a las exportaciones españolas, de modo que no supongan un "freno" para nuestros productos.
El diputado de Compromís en el Congreso Joan Baldoví ha calificado de 'error garrafal' la decisión de Unidas Podemos.
El diputado de Compromís en el Congreso Joan Baldoví ha calificado de 'error garrafal' la decisión de Unidas Podemos.
EUROPA PRESS

En este sentido, Compromís ha presentado dos iniciativas a la Mesa del Congreso: una proposición no de ley sobre la cogeneración en el sector cerámico y una serie de preguntas sobre qué medidas va a adoptar el Ejecutivo ante la entrada en vigor del 'Quality Mark' en Arabia Saudí.

Así lo ha anunciado Baldoví durante su visita a la 38 edición de la Feria Internacional Cevisama. El diputado valenciano ha advertido al Gobierno que "si quiere ayudar a nuestra industria, a la eficiencia energética y al ahorro energético, el marco regulatorio no puede ir en contra de la cogeneración". "Hasta ahora, todo el marco regulatorio ha ido en su contra y ha hecho que sea absolutamente inviable", ha lamentado.

Compromís asegura que el actual régimen regulatorio retributivo aprobado en 2014 para las renovables y cogeneración -sistema por el que la industria aprovecha el mismo calor que se genera en el proceso de producción para reintroducirlo en el sistema- supuso una "merma de competitividad" para estas instalaciones, "ya perjudicadas" por las medidas fiscales para la sostenibilidad energética de 2012 (impuesto al gas natural e impuesto a la generación eléctrica).

La formación recuerda que el actual régimen regulatorio retributivo se extingue cuando la instalación alcanza el período de vida útil, establecido en 25 años. La mayoría de cogeneraciones cerámicas se pusieron en marcha en los 90, por lo que en los próximos años muchas habrán cumplido los 25 y pasarán a percibir exclusivamente la retribución por la energía vendida a precio de mercado, algo que según Compromís, las hace "económicamente inviables".

Además, advierte que de aprobarse la propuesta de Orden por la que se actualizarán los parámetros retributivos aplicables a determinadas instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energía renovables, cogeneración y residuos -la fecha límite es el 28 de febrero- "supondría un recorte del 43% a la retribución de las cogeneraciones de la industria cerámica, eso es, unos 19 millones de euros anuales.

Frente a ello, Compromís defiende la necesidad de un marco regulatorio que dé "certidumbre y seguridad para permitir la actividad industrial a largo plazo, garantizando la retribución adecuada para que las instalaciones que terminan su vida útil puedan seguir funcionando".

Sobre la evolución de la "compleja" normativa comercial de Arabia Saudí como consecuencia de la entrada en vigor de la Quality Mark, Compromís pregunta al Ejecutivo "qué medidas piensa adoptar para paliar los efectos económicos que ya están lastrando a la industria azulejera" y si negociará "para que un trámite no lastre los intereses comerciales y de exportación de la industria cerámica".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento