La tasa de aprobación de peticiones de asilo cae casi 20 puntos en 2019, año con más del doble de solicitudes registradas

Decenas de personas se reúnen cada noche frente al Samur Social para conseguir asilo.
Decenas de personas, frente al Samur Social para conseguir asilo.
JORGE PARÍS
La vida de Samuel (nombre ficticio), de 37 años, se encuentra entre los más de 120.000 expedientes de asilo pendientes de resolución. Este activista colombiano recibió un sinfín de amenazas por parte del grupo paramilitar Águilas Negras en diferentes zonas de su país. Tras una devolución en el aeropuerto de Barajas al no ser admitida su solicitud, consiguió volver a España en octubre de 2019 y esta vez sí fue admitida su petición.

El tiempo pasa y la situación del sistema de asilo en España, lejos de mejorar, empeora en su colapso. La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) denuncia desde hace años la saturación de la oficina del Ministerio de Interior competente en esta materia y vuelve a hacerlo en su último informe Más que cifras, presentado este martes.

El estudio refleja que en 2019 España vivió un nuevo récord de peticiones de asilo, con un total de 118.264, más que el doble de las 54.065 de 2018, un aumento que CEAR considera que viene motivado por la ausencia de políticas migratorias adecuadas. "La falta de disponibilidad y flexibilidad de vías de migración ordenada, como recoge el Pacto Mundial para las Migraciones de Naciones Unidas, está provocando que la única vía disponible para poder acceder y permanecer en España sea a través del proceso de solicitar protección internacional, lo cual ha provocado una sobresaturación", argumenta.

El refuerzo material y humano en la Oficina de Asilo y Refugio (OAR) permitió la resolución de 60.189 expedientes, un fuerte incremento respecto a los 11.875 del ejercicio precedente, pero los que aún quedan apilados esperando respuesta son ya 124.025, cuando hace un año eran 78.710. De esas resoluciones se concedió la protección internacional a 3.156, una cifra que en términos absolutos es superior en unas 260, pero que a nivel porcentual supone un descenso hasta el 5%, cerca de veinte puntos menos. Con ello España se coloca muy por debajo de la media de la UE, que registra alrededor de un 30% de resoluciones favorables.

CEAR califica de muy preocupante que solo el 6% de las solicitudes de asilo se presentaron en puestos fronterizos (7.020) y únicamente 307 en embajadas y consulados, limitadas exclusivamente a extensiones familiares. "Esto evidencia la falta de vías legales que permitan acceder a las fronteras españolas sea por vía marítima, aérea o terrestre, en particular a las oficinas de asilo de Ceuta y Melilla para las personas de origen subsahariano", denuncia. “Lamentablemente las personas refugiadas siguen sin tener la posibilidad de pedir el traslado desde nuestras embajadas para solicitar asilo, una medida contemplada en la ley y que evitaría viajes con un infinito coste humano para miles de personas”, agrega.

Solicitantes de asilo en 2019 por sexo y edad
Solicitantes de asilo en 2019 por sexo y edad
CEAR

Al menos como dato positivo figura el claro avance respecto a periodos anteriores de la concesión de permisos por razones humanitarias, con 39.776. La inmensa mayoría se referían a personas de nacionalidad venezolana, y "de forma muy residual", también de Ucrania, El Salvador, Honduras o Colombia.

La historia de Samuel

CEAR considera que los datos generales no son buenos, "pero resultan particularmente alarmantes si se enfocan las denegaciones de asilo a las personas que huyen de Colombia o de los países donde impera la violencia de las maras, así como el no reconocimiento de algún tipo de protección a las personas que llegaron a través de los barcos Aquarius y Open Arms huyendo del infierno que vivieron en Libia".

Para poner cara a las cifras, Samuel, nombre ficticio, ha decidido contar su historia y lo ha hecho en un vídeo difundido por la comisiónEste activista colombiano, primera comunidad en número de solicitudes pendientes, con 34.110, recibió un sinfín de amenazas por parte del grupo paramilitar Águilas Negras en diferentes zonas de su país. Tras una devolución en el aeropuerto de Barajas al no ser admitida su solicitud de asilo, consiguió volver a España en octubre de 2019 y esta vez sí fue admitida su petición.

"Espero ser acogido y que me brinden la protección en este país. Es un proceso de adaptación que no es fácil, pero espero desarrollarme aquí, y poder traer a mi esposa y mis dos hijas", declara de espaldas a la cámara por temor a represalias de los paramilitares a sus familiares que aún permanecen en Colombia.

Solicitantes de protección internacional por nacionalidades.
Solicitantes de protección internacional por nacionalidades.
CEAR

 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento