El sindicato de 'riggers' y la Fira llegan a un acuerdo para suspender los procesos judiciales abiertos por el 'caso del Sónar'

  • La institución ferial, la empresa y los trabajadores pactan la retirada de las causas a cambio de una indemnización.
  • La empresa UTE Rigging, como empleadora, será la encargada de abonar las indemnizaciones.
Fira de Barcelona en Gran Via
Fira de Barcelona en Gran Via
FIRA DE BARCELONA - Archivo

El sindicato de montadores de elementos aéreos, conocidos como 'riggers', la empresa que los contrató, UTE Rigging, y la Fira de Barcelona han llegado a un acuerdo que suspende los procesos judiciales abiertos por el caso de la huelga del Sónar.

El pacto se ha producido justo antes de que se celebrara una vista en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que tenía que determinar si el despido colectivo de unos sesenta 'riggers' vulneró los derechos de los trabajadores. 

Durante la vista de conciliación previa, las partes han pactado la retirada de los litigios abiertos a cambio de una indemnización para los montadores despedidos, han confirmado las mismas fuentes. La empresa UTE Rigging, como empleadora, será la encargada de abonar las indemnizaciones.

Esta tenía que ser la segunda vista que se celebra alrededor del mismo caso después de que el Juzgado social número 27 de Barcelona desestimara a principios de mes una demanda previa en la cual el sindicato denunciaba la sustitución de los huelguistas por parte de la Fira durante el Sónar.

El pacto al cual han llegado las partes incluye la retirada del recurso presentado por la defensa, que ejerce el Colectivo Ronda, contra esta resolución dictada por Santi Vidal. 

Del mismo modo, el entendimiento pone punto final a los dos procesos abiertos al tribunal contencioso-administrativo, que cuestionaban los pliegos de licitación del servicio que publicó la Fira sin incluir la subrogación de los trabajadores y la decisión de la institución de finalizar la prórroga de la concesión a la empresa de montaje después de la parada.

El sindicato de 'riggers' convocó una huelga coincidiendo con el montaje del festival Sónar

Se cierra un caso que se abrió en verano cuando el sindicato de 'riggers' convocó una huelga coincidiendo con el montaje del festival Sónar. 

En aquel momento, los trabajadores protestaron por el nuevo proceso de licitación del servicio de 'rigging' de Fira de Barcelona y reclamaron que se incluyera la subrogación de sus lugares de trabajo.

Poco antes, la Fira había renovado el contrato con UTE Rigging hasta que se acabara el proceso de licitación. Los trabajadores de esta empresa habían sido los adjudicatarios del servicio de montaje desde hacía 12 años.

Una vez celebrada el acontecimiento musical, en el cual la institución contrató otra empresa de 'rigging', la Firia extinguió el contrato con UTE Rigging y paró el proceso de licitación abierto.

A partir de la huelga del Sónar, la Firaa hace adjudicaciones directas a las empresas en función de cada proyecto y las necesidades de cada acontecimiento. En octubre, UTE Rigging, que solo tenía Feria como cliente, despidió la sexagésima de trabajadores que hicieron huelga.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento