Los barceloneses decidirán por primera vez cómo invertir 75 millones de euros en sus distritos

  • El primer presupuesto participativo de la ciudad estará abierto al debate y al voto hasta el próximo 7 de junio. 
Superilla Sant Antoni.
Superilla del 22@.
Antonio Herreros

El 5% del total de inversiones municipales, unos 75 millones de euros, estará en manos de los vecinos de Barcelona, que decidirán mediante un proceso participativo a qué proyectos de barrio y distrito se destina este dinero público durante el presente mandato, que expira en 2023. 

Por primera vez, la ciudad cuenta con un presupuesto participativo al estilo del que ya tuvo Madrid durante el gobierno de la ex alcaldesa Manuela Carmena. En el anterior mandato se realizaron dos pruebas piloto en los distritos del Eixample y Gràcia que han dado pie al actual proceso. 

"Queremos que la participación de la ciudadanía sea real. La gente no solo quiere opinar, quiere decidir" (Ada Colau)

Desde este mismo lunes y hasta el próximo 7 de junio, los ciudadanos podrán proponer y votar propuestas con un coste mínimo de 50.000 euros y máximo del 30% del presupuesto destinado a cada uno de los 10 distritos (los de Nou Barris, Sant Martí y Sants-Montjuïc manejarán un total de 9 millones de euros cada uno, el de Ciutat Vella 8,5 millones y el de Horta-Guinardó 8 millones). El importe máximo será de 2 millones de euros por un solo proyecto.

Rehabilitaciones y ampliaciones de equipamientos o 'superilles'

Los planes no serán, en consecuencia, de gran formato. Entrarán en la cartera de factibles las rehabilitaciones y ampliaciones de equipamientos públicos e infraestructuras como centros cívicos, bibliotecas o instalaciones deportivas; la construcción de pequeños equipamientos: puntos verdes, zonas de juego infantil, pistas deportivas; mobiliario e infraestructuras (iluminación, carriles bici...); la dotación de equipamientos tecnológicos y la propuesta de nuevas 'superilles' (o la ampliación de existentes). 

Las proposiciones que impliquen "gastos asociados a la contratación de personal", como sucede con la puesta en marcha de guarderías (que cuesta 600.000 euros anuales solo en plantila, no podrán entrar en la batería de proyectos participativos. Tampoco el alquiler de equipamientos, viviendas o medios de transporte o la instalación de paradas de autobús o de Bicing. 

"Cada propuesta deberá de ser imputable a un distrito, sostenible a nivel medioambiental y, si se trata de una mejora en el espacio público, ha de tener en cuenta el impacto sonoro para los vecinos", ha indicado este lunes el regidor de Participación, Marc Serra. 

Las peticiones se podrán realizar a modo individual o como entidad tanto ciudadanos de Barcelona como de fuera de la ciudad a través de la plataforma decidim.barcelona y de puntos de información móviles que se ubicarán a pie de calle, como ha explicado Serra. 

Los jóvenes tomarán la palabra 

Las votaciones, en cambio, solo estarán abiertas a personas mayores de 14 años empadronados en la capital catalana (para abrirse a que los jóvenes tomen la palabra) y se llevarán a cabo durante dos semanas (del 26 de mayo al 7 de junio) tanto desde decidim.barcelona como desde los puntos móviles y algunas bibliotecas municipales. 

"Queremos que la participación de la ciudadanía sea real. La gente no solo quiere opinar, quiere decidir", ha manifestado la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. 

Se podrá votar "por distrito de residencia y en otro adicional, para no alterar los proyectos que presenten los vecinos", ha remarcado Serra. El calendario del proceso participativo se abre este lunes y, entre el 10 de febrero y hasta el 17 de abril, desarrollará la fase de recogida de propuestas y su valoración técnica. Cada ciudadano o entidad podrá proponer un máximo de 10 apoyos y un mínimo de dos. Quedarán en la fase de votación final 30 proyectos por distrito (300 en toda la ciudad). 

Votaciones finales del 26 de mayo al 7 de junio

Entre el 4 y el 22 de mayo se realizarán sesiones de trabajo en los distritos y las votaciones finales, a las que solo pueden acceder los barceloneses empadronados y mayores de 14 años, se llevarán a cabo del 26 de mayo al 7 de junio desde decidim.barcelona y en puntos presenciales. 

Más de 40.000 personas han accedido desde 2015 a la plataforma de participación virtual decidim.barcelona y con este proceso "se le dará un nuevo impulso", ha asegurado Serra. 

Este proceso participativo le costará 500.000 euros al Ajuntament al estar incluido dentro de las actuaciones del PAM (Programa d'Actuació Municipal) 2020-2023.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento