'No soy un virus': los ciudadanos de origen asiático denuncian el racismo provocado por el coronavirus

'No soy un virus', un ciudadano chino denuncia el racismo por el coronavirus.
'No soy un virus': un ciudadano chino denuncia el racismo por el coronavirus.
@ANTONIOLIUYANG / TWITTER

El brote de coronavirus originado en China ha matado a 361 personas y 17.205 personas están infectadas en 24 países. Sin embargo, pese al pánico internacional, más del 99% de los casos se encuentran en el país astático, fuera del mismo país no llegan a los dos centenares. Y hasta ahora, solo ha fallecido una persona en Filipinas

Pero el miedo que ha generado la propagación de esta epidemia ha provocado una ola de xenofobia en muchos países, sobre todo en Europa. Los ciudadanos de origen asiático han denunciado la discriminación que están sufriendo con una campaña en redes sociales con el hashtag #NoSoyUnVirus. 

La 'chinofobia' ha llegado a países como Reino Unido, Canadá, Italia, Francia, EE UU, Japón, e incluso, a España, donde solo hay un infectado confirmado

España

De hecho, cinco estudiantes chinos de unos 23 años han denunciado que el pasado fin de semana se les impidió entrar en un local de copas del centro de Huelva argumentando que eran menores de edad, pero sospechan que fue debido al temor a que, por su origen, estuviesen contagiados del coronavirus registrado en su país, según recoge Efe.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, ha pedido a los medios de comunicación reducir el clima de preocupación" ante "ciertas actitudes discriminatorias contra personas procedentes de China".  "No se tiene que considerar a cualquier persona de origen asiático de ser un caso sospechoso", ha tenido que explicar.

Italia

En Italia se declaró estado de emergencia durante seis meses tras la confirmación de dos casos positivos en Roma, que son ciudadanos de origen chino. Ahí también se ha detectado racismo. 

El pasado viernes la alcaldesa de Roma denunció que una cafetería en el centro histórico fijó un cartel en la puerta en el que prohíbe la entrada a los ciudadanos chinos en plena crisis por el coronavirus.

"A causa de las medidas de seguridad internacionales no se permite entrar en este lugar a toda la gente que proviene de China. Disculpen la molestia", se leía en el cartel.

Francia

En Francia, donde se han confirmado seis casos por el virus, las personas de origen asiático han expresado en redes su rechazo por la discriminación bajo el hashtag #JeNeSuisPasUnVirus (Yo no soy un virus). Pero lo hacen con especial hincapié en cómo están informando los medios de comunicación.  

Una portada de Le Courier Picard  ha provocado polémica en el país por varios titulares "racistas": Alerte jaune (Alerta amarilla) y ¿Le péril jaune? (¿Peligro Amarillo?). Aunque, poco después tuvo que pedir disculpas ante las críticas de que alentaba el racismo.

También ha habido episodios racistas en el transporte púbico. Shana Sheng, de origen asiático ha contado a la BBC los numerosos comentarios despectivos que le hicieron en un autobús: "Hay una mujer china, nos va a contaminar, tiene que irse a casa".

Canadá

Canadá, con cuatro personas infectadas, es otro país donde se han elevado los casos de racismo contra la comunidad de origen china. Y esto se debe a que el país fue muy afectado por el SARS del 2003, donde el brote infectó a 375 personas en Toronto, matando a 44.

"Hay miedo dentro de la comunidad sobre la enfermedad y miedo al impacto de la discriminación en nuestra vida cotidiana; el impacto que tendrá en las industrias, los trabajadores y las pequeñas empresas", lamentan individuos de la comunidad china en Toronto.

En el país ha habido más episodios de este tipo en todos los ámbitos, donde, un grupo de padres solicitó al consejo escolar en un distrito de Ontario exigieron que las familias que habían vuelto recientemente de China se quedasen en "aislamiento domiciliario durante un mínimo de 17 días". 

El primer ministro, Justin Trudeau, ha advertido sobre el aumento de la discriminación hacia la comunidad china. "No hay lugar en nuestro país para la discriminación impulsada por el miedo o la desinformación", aseguró durante la celebración del Año Nuevo Chino en Toronto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento