Pagar o no pagar comisiones: los bancos españoles endurecen sus requisitos para poder gozar de ciertos beneficios

Una madre entrega a su hija una tarjeta bancaria de débito.
Una madre entrega a su hija una tarjeta bancaria de débito.
Jorge París

Algunas entidades han ido modificando estos últimos meses las condiciones de vinculación, aquellos requisitos que se solicitan a los clientes para poder gozar de ciertas ventajas como no abonar ningún tipo de comisión o tener que pagar por la administración y el mantenimiento de la cuenta. 

En busca de nuevas alternativas que mejoren sus resultados, las entidades se han propuesto para este 2020 aumentar la lista de requisitos a cumplir en sus clientes. Hasta ahora, en ocasiones bastaba tan solo haber domicializado la nómina para poseer ciertos beneficios. Sin embargo, la banca ha tenido que buscar soluciones a la falta de rentabilidad que han ido experimentando con la caída de los ingresos procedentes de préstamos. 

Para ello, son muchos los bancos que ya han anunciado un cambio en sus condiciones de cobro de comisiones.Bankia ya comunicó en enero que iba a empezar a exigir nuevos requisitos adicionales. Así, aquellos clientes de Bankia que no quieran pagar ningún tipo de comisión deberán: tener contratado algún seguro con la entidad, realizar por lo menos dos compras al mes con la tarjeta de crédito y tener invertidos almenos 30.000 euros en fondos de inversión planes de pensiones o seguros de ahorro.

Por lo tanto, para aquellos clientes que no cumplan con ninguna de las nuevas condiciones indicadas ya no será suficiente haber domiciliado su nómina. Deberán pagar seis euros al mes (72 euros al año) además de tener que abonar 14 euros adicionales por la tarjeta de débito. La situación empeora para aquellos que ni siquiera tengan domiciliado un ingreso: deberán pagar 14 euros mensules por mantener la cuenta, es decir, 168 euros al año más 28 euros por la tarjeta de débito. 

Banco Sabadell también se ha unido a la fiebre del endurecimiento. Su 'Cuenta Expansión' que hasta ahora tenía la ventaja de que no cobraba ninguna comisión por mantenimiento si se domiciliaba la nómina (o se contaba con ingresos periódicos superiores a 700 euros), ha dejado de ser la mejor opción para quienes querían evitar pagar comisiones. 

Para poder ahorrarse esos pagos de mantenimiento, aquellos clientes que antes no pagaban nada, ahora deberán abonar una comisión de cinco euros al mes (60 euros al año), a no ser que: tengan la nómina domiciliada y algún seguro o préstamo contratado con la entidad o disponer de al menos 10.000 euros invertidos en fondos de inversión del banco. 

Restricción progresiva de los beneficios

Uno de los primeros bancos en anunciar este endurecimiento de las condiciones con el objetivo de aumentar la vinculación de sus clientes fue el Banco Santander. Ya en 2017 había aumentado el número de requisitos de su 'Cuenta 123', y desde entonces ha ido restringiendo cada vez más la concesión de beneficios a sus clientes. 

Las condiciones no han empeorado solo para los que tenían una 'Cuenta 123', la entidad decidió endurecer también los requisitos a los clientes de la 'Cuenta Estándar Particulares' a quienes el simple hecho de mantener la cuenta les va a costar 116 euros al año. 

El BBVA también anunció cambios a finales de 2019. Ahora, exige -para poder contar con la gratuidad en las gestiones y el mantenimiento de la cuenta- tener una nómina que sea superior a los 800 euros mensuales o una pensión de un mínimo de 300 euros. Además, piden también que el cliente realice cinco cargos por recibos domiciliados (por lo menos) o bien tener una tarjeta de crédito o débito que esté en uso. De lo contrario, aquellos que no cumplan con ninguno de los requisitos, deberán abonar 100 euros al año como comisión de mantenimiento.  

Ante estos variaciones, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recomienda que cada cliente se informe bien de su situación y de los pagos que va a tener que realizar con el endurecimiento de las condiciones. En el caso de no sentirse satisfecho o no querer abonar las nuevas tarifas que exigen la OCU sugiere cambiar de entidad y optar por una cuenta con mejores condiciones. Para ello, pone a disposición de los indecisos una calculadora para comparar las principales cuentas corrientes del mercado. 

Los bancos buscan mayor vinculación

Estos nuevos cambios que han ido anunciando las principales entidades bancarias los últimos meses se han producido principalmente por la búsqueda de una mayor vinculación de los clientes con cada una de las entidades, buscando aumentar la cuota de fidelidad y, por consiguiente, una mayor contratación de productos y servicios con un mismo banco.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento