La abuela de la niña hallada muerta en Logroño denunció ser víctima de un timo de 100.000 euros

El coche de la funeraria sale con el cadáver de la niña de cinco años aparecida muerta en el hotel Los Bracos de Logroño
Coche de la funeraria en el hotel Los Bracos de Logroño, donde fue hallada muerta la niña de 5 años.
EUROPA PRESS

El caso de Carolina, la niña de 5 años hallada muerta el pasado lunes en un hotel de Logroño, continúa dejando más incógnitas en el camino.

Tanto su abuela materna, cuyo cadáver se localizó un día después en la ribera del río Ebro, como su madre, en prisión incondicional por homicidio, dejaron varias cartas de despedida que el hermano de la detenida y tío de la pequeña entregó en el propio cuartel el día de la muerte de la niña.

En una de esas misivas, según recoge el diario ABC, la abuela cuenta que fue víctima de una estafa amorosa de 100.000 euros, que había denunciado y de la que tenía pruebas suficientes.

Al parecer, la mujer conoció a un hombre en Madrid, del que se enamoró, y a quien envió dinero después de que este le pidiese ayuda para ayudar a sus hijos enfermos. En la carta, la abuela indica que tiene el número de cuentas bancarias, listines telefónicos, capturas de Facebook y correos.

Los hechos

El pasado lunes, la Policía Nacional encontró, a las 9.30 h de la mañana, a la madre sentada en el alféizar de la ventana de la habitación 404 del hotel Los Bracos con algunos cortes y a la niña muerta sobre la cama, sin que presentara signos externos de violencia. 

El día anterior a estos sucesos, el padre había denunciado en el Cuartel de la Guardia Civil de Haro el incumplimiento en la entrega de la niña por parte de la madre, algo que ya había sucedido hasta en tres ocasiones.

El día de la muerte de la niña, el hermano de la detenida entregó en el propio cuartel jarrero unas cartas de despedida de la madre y de la abuela de la menor, que según señaló posteriormente el delegado del Gobierno en La Rioja, José Ignacio Pérez, "daban indicios que van a cometer más algún acto de abandonar esta vida, más que con respecto a la niña".

Al día siguiente, el martes, fue hallada ahogada en el río Ebro la abuela materna, de 56 años, quien había pasado parte del domingo con su nieta e hija y que no se había registrado en el hotel con estas dos últimas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento