PATO 544
Un pato en cautividad dentro de una jaula ARCHIVO

Los patos vuelven dos años y medio después de que fueran trasladados al Centro Zoosanitario de Málaga como medida preventiva por el avance de la gripe aviar y también por la coincidencia con el inicio de las obras de remodelación del parque.

Para garantizar su seguridad, en febrero de 2006 dejaron su casa, en los jardines de Pedro Luis Alonso. Esta mañana, ocho patos, dos gansos y un cisne volvieron al estanque por todo lo alto: estrenaron un moderno equipamiento de depuración y un chorro de unos cuatro metros de altura que con toda seguridad divertirá a animales y paseantes.

El estanque ha sido remodelado en su totalidad tras una inversión que rozó los 17.000 euros. Según el Área de Medio Ambiente, el nuevo método de depuración, mediante filtración y oxigenación, garantizará unas adecuadas condiciones de limpieza e higiene para el bienestar a todos sus inquilinos.

Y es que el sistema instalado, con una capacidad de filtrado superior a los 30 m3 por hora, será capaz de recircular todo el volumen de agua cada tres horas. A esto se une un surtidor de 29 milímetro de diámetro que permite lanzar un chorro a tal altura.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MÁLAGA