Al menos dos menores han muerto a manos de sus progenitores en España este enero

El CERMI pide a la ministra Celaá una transición hacia una escuela inclusiva.
El CERMI pide a la ministra Celaá una transición hacia una escuela inclusiva.
EP

Al menos dos menores han muerto por causas violentas en lo que va de año en España, según los últimos datos recogidos por la ONG de infancia Save The Children. En ambos casos, las niñas fallecieron presuntamente a manos de uno de sus progenitores.

El primero de los casos ocurrió el Día de Reyes en Esplugues de Llobregat (Barcelona) donde un hombre mató presuntamente a su mujer y a su hija de 3 años, siendo contabilizado por el Gobierno como un caso de violencia de género.

El segundo caso se ha producido este lunes 27 de enero en Logroño, donde una niña ha muerto presuntamente a manos de su madre. Precisamente este viernes se ha sabido que la madre de la menor, que ayer ingresó en prisión por orden del juez, cuenta con el control de prevención antisuicidios, según ha informado a Europa Press Instituciones Penitenciarias.

"Sin duda, es una expresión de que la violencia contra la infancia es una lacra que existe en nuestro país, una lacra oculta --aunque el hecho de que esté oculta no quiere decir que no exista--, que en los casos mas extremos termina en la muerte de niños y niñas. Dos muertes en un mes es para preocuparse y tomar medidas cuanto antes", ha señalado la analista jurídico de derechos de la infancia de Save The Children, Carmela del Moral.

Además, desde Save The Children avisan de la "carencia alarmante" de datos relativos a la violencia contra la infancia pues no hay un registro unificado de fallecimientos de menores por causas violentas. Muchas veces, según precisan, a los únicos datos que pueden acudir es a los del Ministerio del Interior, que reflejan las denuncias.

"Es necesario que haya un estudio más pormenorizado de los datos de violencia contra la infancia porque, sin conocer las dimensiones reales de la violencia es difícil hacer políticas efectivas que estén enfocadas a erradicar esta violencia", ha subrayado Carmela del Moral.

Por ello, la ONG de infancia considera que esta medida debe estar contemplada en la Ley Orgánica para la protección de la infancia y la adolescencia frente a la violencia, que esperan que sea aprobada lo más pronto posible en Consejo de Ministros y que se tramite por el procedimiento de urgencia porque de esta forma, los plazos de tramitación se reducirían a la mitad. "Con esta calificación de urgencia podríamos terminar 2020 con esta ley aprobada", ha explicado la experta.

Entre las medidas de esta ley, Carmela del Moral ha destacado que debe estar muy centrada en la prevención, en la formación de los profesionales que trabajan con niños y de los padres. También ha señalado la importancia de los espacios seguros para los menores, de las campañas de sensibilización y de los protocolos de actuación ante la detección de un caso.

"Es verdad que mucha violencia se produce en el hogar, pero si en los espacios en los que están los niños se detecta esta violencia se pueden tomar medidas para acabar con ella en el entorno familiar", ha enfatizado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento