Cataplexia: qué es la enfermedad de Jordi Évole, síntomas y tratamiento

Jordi Évole
Jordi Évole
GONZOO

El pasado miércoles Jordi Évole acudió al programa El Hormiguero para presentar su nuevo proyecto, Lo de Évole. Sin embargo, en un momento determinado de la entrevista tuvo que apoyar su cabeza en la mesa. Estaba sufriendo un principio de cataplexia.

La cataplexia no es una enfermedad muy conocida. En el caso de Évole lo que hizo que tuviese esa reacción, que preocupó tanto a Pablo Motos como al público y los espectadores, fue un intenso ataque de risa. Jordi Évole continuaba riéndose, sin embargo, apenas podía incorporarse de la mesa.

¿Qué es la cataplexia?

El Manual MSD define la cataplexia como “un episodio repentino de debilidad muscular (sin pérdida de conocimiento) […], como consecuencia de una reacción emocional inesperada como ira, miedo, alegría, risa o sorpresa”. Esto provoca que la persona que tiene esta enfermedad sufra un pequeño mareo o ligero desmayo.

El propio Jordi Évole tras tener ese principio de cataplexia aclaró, para tranquilizar a Pablo Motos, que “cuando me río me dan, así, como unos vahídos”. Aunque en este caso solo fue un amago de cataplexia pues, como él mismo afirmó, "ahora me desmayo menos porque me medico". 

Síntomas de la cataplexia

No todas las personas que han sido diagnosticadas con esta enfermedad experimentan los mismos síntomas. No obstante, sí es cierto que todas las emociones intensas les provocan esa debilidad muscular que les puede provocar mareos o desmayos.

Según el Manual MSD, los síntomas más característicos de la cataplexia son:

  • La mandíbula puede caerse, dejando que la boca se abra sin posibilidad de que pueda cerrarse por voluntad propia.
  • Los músculos de la cara pueden crisparse mostrando muecas o expresiones que no se pueden controlar.
  • La cabeza puede inclinarse hacia delante, lo que le ha ocurrido a Jordi Évole durante su episodio de cataplexia en la televisión.
  • Es posible que se tengan dificultades para pronunciar palabras. Se necesita unos segundos para recuperarse.

Además de los síntomas mencionados, es posible que la persona cierre los ojos y sea incapaz de abrirlos. La aparición de estas reacciones no suele entrañar riesgo alguno para el paciente y en unos segundos ya está completamente recuperado. 

Sin embargo, esta sintomatología suele causar preocupación en las personas más cercanas de la persona con cataplexia que pueden pensar que les está ocurriendo algo grave. No obstante, como le ocurre a Jordi Évole, la cataplexia puede tratarse.

La relación entre la cataplexia y la narcolepsia

Tal y como indica el Manual MSD, “la cataplexia afecta a menos de 3 de cada 4 personas con narcolepsia”. Por lo tanto, es un síntoma de este trastorno del sueño que puede aparecer en cualquier momento y lugar, siempre y cuando se esté experimentando una emoción muy intensa.

Pero ¿hay solución para este síntoma? La respuesta es que sí. Orphanet, la base de datos europea sobre enfermedades raras, indica que “el tratamiento incluye fármacos estimulantes (modafinilo, metilfenidato o anfetaminas) o anti catalépticos (antidepresivos u oxibato de sodio)"

Según Orphanet, el oxibato de sodio es muy eficiente y suele dar resultados muy buenos. Esto ayuda a que la enfermedad evolucione de manera estable con una mejora de los síntomas de la cataplexia lo que les permite a los pacientes tener una mejor calidad de vida.

A pesar de que la cataplexia puede tratarse, es una enfermedad para toda la vida. Aunque, gracias a la medicación es posible reducir los síntomas hasta que, poco a poco, sean casi imperceptibles, en la actualidad, al igual que la narcolepsia, todavía no tiene cura.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento