Denunciado un hombre por no entregar 2.000 euros que encontró en un parking

Agentes de la Policía Nacional han recuperado 2.000 euros que había extraviado una mujer en un parking al tiempo que presentó denuncia contra el hombre que los encontró y no los había devuelto.
Dinero extraviado recuperado
Dinero extraviado recuperado
POLICÍA NACIONAL

Según una nota de prensa de la Comisaría gijonesa, al hombre se le acusa de un delito leve de apropiación indebida al no devolver el dinero, lo que puede suponer la apertura de un procedimiento penal y una multa de tres a seis meses.

La investigación comenzó con la denuncia de la propietaria del dinero, una vecina de Ribadesella, de 43 años, que el pasado 23 de diciembre había extraviado 2.000 euros que llevaba en un monedero.

La mujer había tenido problemas con un billete, que no se lo aceptaba la máquina de pago del aparcamiento de jardines del Náutico de Gijón, por lo que había sacado del bolso otro monedero en el que llevaba dinero procedente de la recaudación de su negocio.

Pocos minutos después, al intentar hacer un ingreso bancario se había percatado de que el dinero ya no estaba en su bolso, por lo que había regresado al parking con la esperanza de que alguna persona lo hubiese entregado a los responsables del mismo.

Gracias a las grabaciones de las cámaras de seguridad y las operaciones en las máquinas de cobro de estacionamiento, los investigadores pudieron determinar que el monedero había sido recogido del suelo por un hombre que se lo había guardado entre sus ropas, en lugar de entregarlo a los encargados del parking.

Los trabajos policiales permitieron averiguar la identidad del hombre, un vecino de Soto del Barco, de 52 años de edad. El denunciado, que en la actualidad se hallaba trabajando en el extranjero, admitió los hechos y manifestó que desconocía la obligación que tiene todo ciudadano de entregar los efectos encontrados a las autoridades, porque en sintonía con lo que piensan muchas personas, creía que "el dinero no tiene nombre".

Fue su mujer la que hizo entrega en dependencias policiales de esa cantidad que había guardado su marido en un rincón del garaje de su vivienda y, por tanto, se encontraba fraccionado exactamente cómo había determinado la dueña del dinero.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento