La polémica sobre el paritorio de Verín vuelve al Parlamento, donde Feijóo ratifica su apertura inmediata

La polémica sobre el paritorio del Hospital de Verín (Ourense) ha vuelto, de la mano de PSdeG y Grupo Común da Esquerda, al Parlamento gallego en el primer pleno del año, en el que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha ratificado lo ya anunciado, que el servicio se reactivará la semana próxima.
O presidente da Xunta, Alberto Núñez Feijóo, responde as preguntas dos grupos no Pleno da Cámara. Pazo do Hórreo, Santiago de Compostela, 29/01/{yr0}.
O presidente da Xunta, Alberto Núñez Feijóo, responde as preguntas dos grupos no Pleno da Cámara. Pazo do Hórreo, Santiago de Compostela, 29/01/{yr0}.
DAVID CABEZÓN @ XUNTA DE GALICIA

"La palabra de moda en su vocabulario es recular y, como con este gobierno vamos de culo, cuando ustedes reculan, avanza la sanidad pública", ha arrancado su intervención Antón Sánchez (Grupo Común da Esquerda), quien ha celebrado la reapertura del paritorio, en el marco de un debate acumulado sobre el asunto en el que ha coincidido en buena parte de sus argumentos con el líder del PSdeG, Gonzalo Caballero.

Precisamente, ambos dirigentes han puesto el acento en la rectificación de la Xunta, pero también han aludido al anuncio realizado por el presidente de que habrá "un consentimiento reforzado" y, además de exigir que se reabra el servicio "en las mismas condiciones" que cualquier otro en la Comunidad, han sugerido que Feijóo pretende "meter miedo a las mujeres".

"Déjese de esperpentos. La gente está harta de sus recortes y de la manipulación informativa que lleva haciendo desde que llegó al Gobierno. Es un triste censor franquista en San Caetano", ha esgrimido Sánchez, quien ha recibido una llamada al orden del presidente del Parlamento, Miguel Santalices, tras negarse a retirar esta expresión.

Gonzalo Caballero también ha incidido en las "rectificaciones" de la Xunta, con el ejemplo del hospital de Verín, de la hemodinámica 24 horas en Ourense y de la mina de Touro -a la que también había aludido Sánchez-. A su modo de ver, los cambios de postura de Feijóo en el caso del paritorio evidencian que "perdió su credibilidad" y la rectificación se debe a que "una nueva mayoría en el país lo arrinconó y lo puso contra las cuerdas".

"El paritorio fue seguro y hay mecanismos para que sea seguro. Lo que no es seguro es que usted siga siendo presidente de la Xunta. Les quiere seguir metiendo miedo a las mujeres de Verín, pero hay una mayoría gallega que potenciará la sanidad pública cuando haya un cambio de Gobierno", ha defendido Caballero.

"PERFECTAMENTE COORDINADOS"

Además de reivindicar la mejora de servicios y obras sanitarias en su mandato -también avanzó que la ampliación del hospital de A Coruña se haría en su ubicación actual-, Feijóo ha ironizado con la "perfecta coordinación" de PSdeG y Grupo Común da Esquerda al preguntar por este asunto.

"Están perfectamente coordinados de momento los miembros de la coalición en Madrid y Santiago. Y aquí tienen, además, un socio que les baila el baila el agua", ha subrayado el presidente, en relación al BNG.

El presidente gallego se ha reafirmado en cada decisión adoptada sobre el paritorio de Verín y ha insistido en que el cierre, en su día, respondió a criterios "técnicos" avalados por profesionales ourensanos de pediatría y ginecología, y hasta "por un juzgado". Aunque sabía que la decisión iba a ser "impopular", ha remarcado que nunca pondría evitar el "desgaste" político por delante de "la vida" de las madres y sus hijos

"Es lo contrario del populismo y del electoralismo", ha confrontado Feijóo, quien ha lamentado que a PSdeG y Grupo Común da Esquerda les "moleste" la reapertura del paritorio y no hayan llevado el asunto a la Cámara para "dejar de intoxicar la sanidad pública". "No, insisten en acusar al PP de desmantelar la sanidad pública y en criminalizar a los profesionales", ha reprobado.

Así, Feijóo ha insistido en que se notificó al Gobierno que la ausencia de pediatras dificultaba compaginar la cobertura de las guardias en Ourense, con las de Verín y O Barco de Valdeorras. De la falta de pediatras ha responsabilizado al Ejecutivo central y ha agregado que también "se fueron" con el bipartito en 2006.

"Pero la mala noticia (para la oposición) es que por fin tenemos pediatras y la próxima semana volveremos a abrir el paritorio. Las madres podrán parir con todas las garantías sanitarias. Ahora abriremos otra vez el paritorio porque tenemos las garantías sanitarias", ha remarcado, sin aludir al "consentimiento reforzado" por el que le interpelaron Sánchez y Caballero.

CABALLERO DEFIENDE LA COALICIÓN

"Acláreme algo, las mujeres tendrán o no que firmar un consentimiento reforzado?", ha insistido Sánchez, convencido de que los populares están logrando en Galicia "su objetivo de favorecer a la sanidad privada, que nunca tuvo tanto negocio en Galicia". También ha puesto el acento en los cambios de versión de Feijóo, quien "primero aludió a la impericia y luego a la falta de pediatras" en Verín cuando vio la "movilización" profesional y el "charco en el que se había metido".

"Quedan unos meses de legislatura y no nos quitarán las fuerzas de cambiar de Galicia ni nos meterá complejos cuando habla de coaliciones. A Galicia le va bien con un Gobierno que sube las pensiones y el salario mínimo interporfesional. Usted está en tiempo político de descuento y busca la estrategia del escapismo para tapar que es un mal gestor", ha advertido el dirigente socialista.

Así, ha insistido en que la Xunta rectificó en Verín porque se encontró "con una gran movilización social" y ha remarcado que la palabra de Feijóo, quien habla "como presidente del PPdeG" y quiere convertir "el Consello en una junta directiva" de su partido, "no vale nada".

"MASCOTA" DE SÁNCHEZ

Feijóo ha replicado con dureza a las críticas de Caballero, a quien ha afeado las "mentiras socialistas" de dirigentes que previamente ocuparon su escaño como Pachi Vázquez y los folletos electorales socialistas en los que se alertaba de que se cobraría por las consultas médicas. "Si quiere se los dejo al presidente (de la Cámara) para que actualicen los precios", ha ironizado el titular de la Xunta.

Así, ha censurado que tanto los socialistas como Grupo Común da Esquerda -de quien ha asegurado que se posiciona como "antivacunas" en la Eurocámara, en alusión a la polémica protagonizada en su día por Lídia Senra- se limiten a hacer "electoralismo" con la sanidad pública, mientras el PPdeG "la construyen".

De los socialistas gallegos, Feijóo ha insistido en que tienen "un problema serio" y "no dicen una sola verdad". "Creen que desde el Gobierno se pueden seguir contando mentiras, pero para Gallicia las mentiras no son gratis. ¿Sabe cuántos pediatras podríamos contratar con 370 millones de euros. 5.000 pediatras", ha esgrimido, en relación a los recursos que la Xunta exige al Gobierno por la mensualidad del IVA de 2017 y cumplir las reglas de gasto.

Al respecto, ha afeado a Caballero ser "el único" dirigente del PSdeG que no demanda al Gobierno estos recursos y ha ironizado con que lo que Sánchez tiene en Galicia es "un partido mascota". "Una mascota que dice lo que dice el jefe", ha zanjado.

Finalizada la sesión, Sánchez ha pedido la palabra al jefe del Legislativo por la acusación de que su formación es contraria a "vacunar a los niños". Ha rechazado esta postura y ha esgrimido que, además, como padre, "en lo personal" le parece "una infamia" recibir semejante crítica. Santalices ha aplaudido la postura de Sánchez, asegurando que le parece "muy bien".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento