¿Qué frutas y verduras están de temporada en febrero?

  • Las verduras de hoja verde y los cítricos son los alimentos de temporada más presentes en febrero.
  • Aguacates, kiwis, endibias o coliflor siguen de temporada, y frutas rojas, como las fresas y las frambuesas ya están en plena temporada. 
La coliflor es una de las verduras que se pueden encontrar en los supermercados en su punto óptimo de maduración.
La coliflor es una de las verduras que se pueden encontrar en los supermercados en su punto óptimo de maduración.
Hans Braxmeier / Pixabay

Gracias a la globalización, en el supermercado podemos encontrar prácticamente cualquier fruta y verdura cualquier época de año, ya sea por que son cultivamos en invernaderos o porque se importan de países con un clima distinto o que se encuentra en otra estación del año. Sin embargo, para disfrutar de las frutas y verduras en su punto apto de maduración, lo mejor es consumirlas de temporada y, si puede ser de proximidad. De este modo, además de comernos los vegetales en todo su esplendor y con todas sus propiedades, la cesta de la compra nos saldrá más barata y contribuiremos a luchar contra el cambio climático, pues cuanto más cerca se cultiven los productos que consumimos, menos gases de efecto invernadero se emiten a la atmósfera. Por todo ello, varios organismos recomiendan el consumo de vegetales de temporada, desde el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, las ONG ecologistas o la OCU.

En febrero, al tratarse de un mes de pleno invierno, las frutas frescas escasean, pero en la cesta de la compra podemos incluir multitud de verduras que sí están de temporada. Aunque pueden variar dependiendo de las fuentes consultadas, estas son las más que se encuentran en su mejo punto de maduración.

Frutas

•Aguacate: Todavía nos quedan unos meses para poder disfrutar del rico y sano aguacate, rico en grasas cardiosaludables, calcio, potasio, y multitud de vitaminas, como E, C y A. Además, contiene fibra, carotenos y ácido fólico.

•Frambuesa: Estos pequeños y delicados frutos del bosque guardan en un interior una gran cantidad de antioxidantes, vitaminas C, B1 y mucha fibra. Casi no contiene azúcares y aporta muy pocas calorías.

•Fresa-fresón: El fresón ya empieza a estar en su mejor momento, y hay que aprovecharlo, pues pocas frutas poseen tanta vitamina C y antioxidantes, así como otros nutrientes esenciales, como magnesio, potasio o fósforo. Además, sus granitos, los aquenios, estimulan suavemente el tránsito intestinal.

•Kiwi: Que no falten los kiwis en invierno, una fruta más ruca en vitamina que las naranjas.

•Limón: Aunque es una fruta, pocos se atreven a comérsela sola, pero es condimento ideal en multitud de platos, a los que aporta, no sólo su fresco sabor, también sus múltiples propiedades: antioxidante, astringente, antiácido…

•Mandarina: Dando sus últimos coletazos de la temporada está la mandarina, cuyo dulce y neutro sabor es ideal para los niños. Además, es rica en vitamina C, calcio, ácido fólico y betacarotenos.

•Manzana: Por suerte, son pocos los meses que no podemos disfrutar de alguna variedad de manzana, todas ellas muy sanas y ricas en pectina, una fibra muy beneficiosa para el aparato digestivo.

•Naranja: De sobra conocida es su gran cantidad de vitamina C, uno de los antioxidantes más importantes para el organismo. Si podemos elegir, mejor entera que en zumo para que conserve toda sus fibra y propiedades.

•Plátano: Muy fácil de digerir, el plátano es ideal para cuando tenemos problemas de estómago o diarreas. Además, su gran cantidad de potasio y magnesio la convierten en fruta ideal para los deportistas y los niños.

•Pomelo: Además de la vitamina C propia de los cítricos, su color rojizo delata la abundancia de betacarotenos, otro antioxidante muy beneficioso para el organismo. También contiene gran cantidad de ácido fólico y es astringente. 

Los cítricos y las verduras de hoja verde reinan en la cesta de la compra del mes de febrero.
Los cítricos y las verduras de hoja verde reinan en la cesta de la compra del mes de febrero.
soydetemporada.es

Verduras

•Acelga: Pobre en calorías y, por qué no decirlo, en sabor, pero muy rica en nutrientes. Así es la humilde acelga, que contiene la cantidad de vitamina C que necesitamos en un día. Además de ácido fólico, vitaminas A, E y B y magnesio, entre otros…

•Ajo: Gracias a que se conserva muy bien, podemos disfrutar de los ajos en su punto todo el año. Y es que sus innumerables propiedades cuidan de él, y de nosotros, pies se le atribuyen propiedades antibióticas y antivíricas, además de aportar un delicioso sabor a todos los platos que toca.

•Alcachofa: A esta deliciosa verdura se le atribuyen multitud de propiedades, como que ejerce un papel protector sobre el hígado. Además, es rica en fibra, en proteínas para ser una verdura y en minerales y oligoelementos, como potasio, fósforo, cobre y zinc.

•Apio: De sabor intenso y aromático, es ideal para evitar y eliminar los gases. Además, tiene propiedades diuréticas y es rico en vitaminas y minerales, como el potasio y el magnesio.

•Brócoli: A esta verdura se le atribuyen casi ‘superpoderes’, sobre todo debido a que es muy rica en vitaminas del grupo B, C y A y contiene otras sustancias beneficiosas, como hierro para prevé ir la anemia y fitoestrógenos que ayudan durante la menopausia.

•Cardo: Otro que tiene muy buena prensa entre los amantes de los remedios naturales es el cardo, del que se dice que es un gran aliado de la salud del hígado. Además, es rico en ácido fólico, fibra y potasio.

•Coliflor: Aunque no tiene tan buena prensa como su pariente verde, la coliflor es un alimento versátil, que se puede consumir casi de cualquier manera sin perder sus ricas propiedades, como su abundancia de vitamina C, su fibra y su enorme cantidad de antioxidantes.

•Endibia: Otra verdura que tiene fama de proteger el hígado es la endibia, que contiene intibina, una sustancia que le confiere su característico sabor amargo. Además, contiene gran cantidad de ácido fólico protege el hígado. También es muy rica en ácido fólico, muy recomendada para las embarazadas.

•Escarola: Como todas las verduras de hoja verde, es muy rica en ácido fólico y flavonoides, que protegen el corazón. También contiene gran cantidad de carotenos -sobre todo la parte más verde- y potasio.

•Espinaca: Aunque cocinada sigue siendo muy rica en vitaminas, es mejor consumirla en brotes y cruda para que conserve la enorme cantidad de ácido fólico, hierro y antioxidantes que contiene.

Lombarda: Su llamativo color esconde innumerables propiedades, como proteger la vista o eliminar la retención de líquidos. Además, es muy rica es fibras, folatos y antioxidantes.

•Lechuga: Es tan versátil que, aunque poco usual, se puede comer también cocinada. Consumida en ensalada conserva todas sus propiedades, como la gran cantidad de potasio y ácido fólico que contiene.

•Puerro: Rica en folatos y otras vitaminas, el puerro es un excelente alimento para evitar la retención de líquidos gracias a que es muy rico en potasio y muy pobre en sodio.

•Repollo: A pesar de ser bastante flatulenta, es muy beneficiosa para el aparato digestivo, sobre todo su la consumimos en chucrut. Como otras coles, es muy rica en vitamina C y otras como la A o las del grupo B, además de hierro, potasio y magnesio, entre otros minerales. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento