La historia de Logan, un niño de 4 años con malformación congénita que busca una salida "viable" a su padecimiento

  • Padece parálisis facial periférica derecha, hipoplasia pulgar bilateral, ectopia renal cruzada y microsomía hemifacial.
  • Sus padres crean una campaña en GoFundMe para pagar los 40.000 euros que cuestan las operaciones que necesita.
Logan sufre varias malformaciones congénitas graves.
Logan sufre varias malformaciones congénitas graves.
Tatiana Gil

Los padres de Logan Cabrera Gil, un niño de cuatro años con varias malformaciones congénitas graves, le definen como "un niño valiente y muy resistente, no llora fácil porque sabe lo que es perseverar, tener paciencia y luchar, porque lo ha hecho desde que nació". 

Su madre, Tatiana Gil, entrenadora y de nacionalidad colombiana, explica que no descubrieron que el pequeño, nacido el 27 de diciembre de 2015 en Aruba, donde conoció a su esposo, de nacionalidad española y que actualmente trabaja en una empresa de embutidos en Toledo, tendría que enfrentarse a estos problemas hasta que nació, ya que las pruebas durante el embarazo no reflejaban estas malformaciones. Logan padece parálisis facial periférica derecha, hipoplasia pulgar bilateral, ectopia renal cruzada y microsomía hemifacial.

Ahora, con casi todas las esperanzas perdidas en encontrar soluciones que mejoren la calidad de vida del niño, han encontrado una respuesta "viable y poco invasiva" para solucionar tres de ellas: la parálisis facial periférica derecha y la hipoplasia de ambos pulgares. Lo han conseguido tras muchas visitas a centros de salud públicos y privados, numerosas pruebas y después de cruzar el charco desde Aruba hasta Toledo por la recomendación de los médicos de buscar remedios para el niño en un país más avanzado.

Han pasado dos años desde que los padres de Logan decidieron mudarse a España para encontrar soluciones que a corto y largo plazo ayudasen al desarrollo de su hijo. No han podido hacerlo a través de la sanidad pública, donde "nos ofrecían inyectar bótox en el lado izquierdo de la cara del niño para, visualmente, igualarla al lado derecho", donde Logan sufre una parálisis parcial, explica Tatiana a 20minutos. Esto significaba que el pequeño se enfrentaba a una gran pérdida a nivel motor, por ejemplo, de su expresión, algo en lo que "ha trabajado muy duro con el logopeda del colegio".

También existía la posibilidad de practicarle "una pulgarización en la mano izquierda", una operación que consiste en cortar el dedo pulgar y en su lugar colocar el dedo índice. Su mano funcionaría como "una pinza", describe su madre a este medio, pero solo tendría cuatro dedos.

Las manos de Logan Cabrera.
Las manos de Logan Cabrera.
Tatiana Gil

Este mes de enero, cuando ya se habían resignado y tras una larga espera de 9 meses para reunirse con él, la familia explica que un doctor valenciano, experto en reconstrucción microquirúrgica, les ha propuesto tres intervenciones quirúrgicas que mejorarían considerablemente la vida del pequeño.

Según Gil, el doctor ha descubierto que "el niño no tiene una parálisis completa del lado derecho del rostro y que de la boca para abajo el nervio funciona", por lo que le practicarán una "transferencia nerviosa parcial del masetero a tronco superior del facial".

La disfuncionalidad de los nervios de la parte superior derecha de la cara del pequeño hacen que su ojo permanezca semiabierto y contraiga conjuntivitis con más facilidad. Si la cirugía a la que va a ser sometido Logan no funciona, su madre afirma que el doctor les ha asegurado que "hay más posibilidades".

En cuanto al pulgar de la mano derecha, "se busca la estabilización de ligamentos" y se le practicará una oponentoplastia de huber, con la que tratarán de conseguir una movilidad completa de su dedo, ya que en el colegio va quedándose atrás, lo que le frusta y entristece. Para el izquierdo, su madre cuenta que podrá llevarse a cabo una reconstrucción, porque este ha crecido aunque no tenga movilidad en él, utilizando una parte del segundo dedo del pie.

La única parte negativa de estas operaciones es su coste y el tiempo con el que los padres de Logan cuentan para conseguir el dinero. La suma total de los gastos aumenta hasta los 40.000 euros, y solo disponen de un máximo de cuatro meses para conseguirlo ya que la operación facial, que debería haberse realizado antes de los tres años, y la cirugía de la mano derecha deberían haberse hecho antes para "conseguir el mejor resultado y recuperación posibles". 

Por este motivo, sus padres, que solo podría hacer frente a los gastos de las dos primeras operaciones gracias a un préstamo bancario, ha decidido crear una página en GoFundMe como último recurso con el que pedir ayuda con el objetivo de conseguir el dinero y seguir adelante con las intervenciones para Logan.

La familia busca también otras vías de recaudación y el Ayuntamiento de Torrijos (Toledo) les ha dado carta blanca para organizar una cena benéfica. Los vecinos también se han volcado con el pequeño y su madre cuenta orgullosa que se sienten arropados y que les paran por la calle para preguntarles por él. Además, en el colegio le han ofrecido el dinero recaudado en el carnaval.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento