Consultorio de Psicología: “Éramos felices y dice que necesita estar solo y aclarar ideas ¿Qué hago?, estoy hundida”

  • Pregunta en el consultorio de Psicología en el correo electrónico consultoriopsicologia@20minutos.es
Una mujer esconde su rostro.
Una mujer esconde su rostro.
20minutos | Archivo

Afrontar las situaciones difíciles por las que atravesamos requiere muy a menudo de ayuda. 20minutos pone en marcha cada semana un consultorio psicológico con el fin de ayudar a resolver las dudas que plantean los lectores. Para plantear tu problema escribe un correo electrónico a consultoriopsicologia@20minutos.es. Aquí tienes las respuestas que ha dado al consultorio de esta semana nuestra experta, Mª Jesús Álava Reyes.

Hace tiempo que he perdido la ilusión por todo y nada me emociona como antes. He pasado por varias experiencias traumáticas en mi vida y mi visión del mundo es bastante pesimista. No confío en las personas y siempre me espero algo malo de ellas. Me gusta estar sola, aunque también soy sociable, en ocasiones. 

Me cuesta mucho dormir de una vez, me despierto en medio de la noche, o con pesadillas o nerviosa. El futuro lo veo muy borroso y nada agradable. Creo que la gente es egoísta, falsa y competitiva. Ya no creo en nada ni en nadie. ¿Qué es lo que me pasa? Ya he ido a terapia, pero aún así, siempre está sensación está ahí.

No sé qué terapia habrá hecho, pero si sus pensamientos son tan pesimistas, si le cuesta dormir, si tiene pesadillas, si el futuro lo ve muy borroso… está claro que necesita ayuda psicológica para hacer una evaluación objetiva de su realidad, para poder marcarse objetivos muy concretos y necesarios para usted y para poder realizar el entrenamiento preciso en esos recursos y destrezas que puede incorporar a su realidad, a su día a día. 

No todo el mundo es egoísta, ni falso…, pero si ya no cree en nada ni en nadie eso indica que hay que trabajar la parada y la confrontación de sus pensamientos. Esa visión distorsionada le está impidiendo vivir y, afortunadamente, es algo que se puede superar. En el libro ‘La Inutilidad del sufrimiento’ trato de detallar cómo afrontar estas situaciones, pero no lo dude, solo trabajando con perseverancia conseguirá remontar su actual estado emocional.

Un voluntario de la organización Hug Alliance practica una terapia de abrazo de 21 segundos, durante la celebración del Día Nacional del Abrazo en Los Ángeles (EE UU).
Un voluntario de la organización Hug Alliance practica una terapia de abrazo de 21 segundos, durante la celebración del Día Nacional del Abrazo en Los Ángeles (EE UU).
Felipe Chacón / EFE

Qué puedo hacer para olvidar a un amor tras otro y no tener amigos por trabajo y otras ocupaciones diferentes. Recurro a la bebida y estoy en tratamiento. No sé qué hacer. 

Sin duda necesita ayuda profesional, como muy bien. Comenta que ya está en tratamiento y entiendo que estará tomando medicación. En estos casos, desde la psicología es mucho lo que podemos aportar. Un especialista en estos temas trabajará con usted el autocontrol emocional, su capacidad de reacción ante las dificultades, los pensamientos a veces poco objetivos que le causan esas emociones tan profundas y tan perjudiciales. 

Comenta qué puede hacer: ¡participar de forma activa en su curación! En el libro ‘Recuperar la ilusión’ detallo algún caso parecido y comprobará que, aunque todo parezca perdido, se puede salir, sin matarnos, sino viviendo, pero viviendo con ánimo y con ilusiones.

Después de un año y medio de relación mi pareja me ha pedido un tiempo porque dice que necesita estar solo, aclarar sus ideas, que me merezco a alguien mejor que él, que estar con él me complica la vida (él tiene una situación personal con su exmujer y sus hijos muy peliaguda). 

El caso es que nuestra relación era inmejorable, en todo este tiempo no hemos tenido una sola discusión, la felicidad por ambas partes era evidente, la confianza mutua inquebrantable. Él dice que me quiere, que no puede decirme otra cosa, que quizá sentir lo que está sintiendo por mí es nuevo para él, le da miedo ser vulnerable y por eso escapa. El problema es que yo lo amo, no entiendo que siendo felices como éramos tengamos que renunciar a eso por sus miedos. 

Estoy completamente hundida, no puedo dormir, no puedo comer, no soy capaz de salir de la cama. No encuentro ningún sentido a mi vida sin él. No contactarlo me hace daño y hacerlo todavía me daña mucho más. ¿Qué puedo hacer? Necesito ayuda.

En estos casos lo más difícil suele ser para la persona que escucha la decisión del otro, pues se encuentra con una situación inesperada en la que surgen muchas preguntas y pocas respuestas. Es posible que él haya sentido cierto miedo o vértigo; que aún necesite poner en orden su relación con su ex y sus hijos y, por ello, piense que necesita tiempo. A veces es una reacción defensiva, ante una realidad que le desborda. 

En cualquier caso, probablemente la mejor ayuda que puedes ofrecerle es decirle que él tampoco merece sufrir como lo está haciendo y que el tiempo muchas veces no es la mejor opción. Coméntale que pida ayuda psicológica, que puedan analizar su caso y darle las pautas que tanto necesita. Constantemente vemos en consulta casos como el suyo y después de haber dado el paso se alegran mucho de haber recibido tratamiento. Puedes también regalarle el libro ‘Amar sin Sufrir’ en el que detallo cómo actuar en estas circunstancias y cómo conseguir volver a recuperar las ilusiones y la confianza en uno mismo. 

En relación a ti, es importante que trabajes esos pensamientos tan automáticos que tanto daño te hacen (recuerda que cuando dices que no puedes vivir sin él tu mente se lo cree y reaccionas como si de verdad la vida fuese imposible continuar en su ausencia). En el libro ‘Lo mejor de tu vida eres tú’ describo algunas claves que seguramente te ayudarán.

"Probablemente la mejor ayuda que puedes ofrecerle es decirle que él tampoco merece sufrir como lo está haciendo"

Hace tiempo empecé a salir con un hombre casi recién separada del papá de mi hijo. Estuvimos casi un año sin dar a conocer la relación pero al cabo de ese año me di cuenta de que estaba enamorada, pero vi que él no sentía igual, por lo que decidí dejarlo. 

Conozco a un muchacho y entablo una relación, pero a los dos días me doy cuenta de que no puedo estar con él amando a otro. Corto con él y pienso tranquila. Mientras, el primero no deja de buscarme diciendo que se dio cuenta de que me ama. Volvemos y esta vez con un amor increíble. Ahora estamos divinamente pero hay algo que me preocupa y no puedo soltar, y es haber iniciado una relación amando a otro. 

La suya fue una reacción muy típica; queremos tapar un vacío volcándonos en otra persona y lo único que conseguimos es darnos cuenta de nuestro error. Para poder estar bien con alguien es preciso que la relación no cree una dependencia enfermiza y que actuemos con mucha sensibilidad e inteligencia emocional. Lo hecho, hecho está. ¿Cómo superarlo? Quitándolo de sus pensamientos y quitándose también esa culpabilidad que siente. 

En realidad, ustedes lo habían dejado por lo que no fue una acto de infidelidad; si acaso, de impulsividad, pero, repito, con sentirse mal no solucionará lo que pasó; al contrario, le impedirá vivir plenamente su situación actual. En el libro ‘Las tres claves de la felicidad’ encontrará la fórmula para aprender a perdonarse por aquel hecho. Disfrute de su presente y no deje que un acto del pasado enturbie su vida.

Llevo dos años separada, tengo una niña de 3 años. Solo estamos las dos solas en España y su padre vive en otra ciudad pero casi ni la ve. Por lo tanto me ocupo sola de su crianza y cuidado. Desde que me separé de su padre no tuve ganas de conocer a nadie, pero creo que es momento de intentarlo, el tema es que no tengo casi tiempo libre a solas y si quiero salir debo pagar una niñera. 

No sé como hablar con un hombre, ni cómo decirle que estoy sola con ella, me siento limitada al no poder salir y rehacer mi vida. Tampoco quiero que mi hija conozca a ningún hombre si no es algo formal. 

Antes de plantearse volver a reiniciar relaciones afectivas conviene que se centre y se sienta bien consigo misma. La insatisfacción de su vida actual no la va a llenar otra persona. Es preciso que previamente trabaje su autoestima, su confianza y su seguridad. Eso hará que pueda tener después relaciones sanas.

No se plantee ahora cómo va a decirles que tiene una hija y está sola, antes es crucial que se sienta bien consigo y con su vida. En el libro ‘Emociones que hieren’ se detalla cómo superar tensiones inútiles para tener relaciones inteligentes y satisfactorias. Ahí encontrará cómo dominar los secretos de la comunicación, cómo aprender a decir “no” cuando es necesario, cómo ser usted su mejor versión. En definitiva, cuando conseguimos estar bien el resto fluye en nuestra vida.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento