Sánchez y Torra se reunirán en Barcelona el 6 de febrero "para encauzar el diálogo"

Sánchez quiere ver a Torra en Barcelona la primera semana de febrero
Sánchez quiere ver a Torra en Barcelona la primera semana de febrero
Europa Press
Sánchez quiere ver a Torra en Barcelona la primera semana de febrero.
Sánchez y Torra

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, volverán a reunirse el próximo 6 de febrero en Barcelona, según ha anunciado este martes la portavoz el Ejecutivo, María Jesús Montero, en respuesta al "compromiso" de Sánchez para buscar una fecha a la reunión. A partir de este encuentro ya podrá ponerse en marcha la Mesa de Diálogo entre el Gobierno central y el catalán para encontrar una solición política a la crisis de Cataluña, Será, ha dicho Montero, "a continuación", cuando las dos partes fijen una fecha.

De momento no se sabe si el encuentro será en la sede de la Generalitat, en el Palau Sant Jaume, porque Montero ha dicho que todavía no está determinado, como tampoco la hora del encuentro. 

La portavoz tampoco ha querido detallar este martes qué temas tratarán Sánchez y Torra en el que será su tercer encuentro después de un primero, en agosto de 2018, en Moncloa, y la polémica cumbre de Pedralbes, en diciembre de 2018. El contenido, ha dicho, tienen que cerrarlo "ambos gabinetes". 

"Lo que quiere el presidente es iniciar una senda de diálogo, que es lo que quiere primar durante esta legislatura, diálogo en lo social y en lo territorial", ha dicho Montero, que ha añadido que "tenemos que romper todos los años de incomunicación en relación con Cataluña e intentar encauzar un diálogo que sea útil, bueno para los ciudadanos de Cataluña y para la mayoría".

"Estamos convencidos de que el diálogo es la clave para resolver un conflicto que lleva ya demasiado tiempo", ha dicho Montero, que ha afirmado que Sánchez abrirá con Torra una ronda de visitas a los presidentes autonómicos que se desarrollará a lo largo de los "próximos meses". No obstante, este martes no había constancia de si el gabinete de Sánchez se ha puesto ya en contacto con el lehendakari, Íñigo Urkullu, a quien por protocolo le correspondería haber recibido al presidente en primer lugar, justo antes que Torra.

Sánchez y Torra han tardado apenas 24 horas en fijar una fecha para su reunión, después de que este lunes el Parlamento de Cataluña retirara la condición de diputado al presidente catalán por su inhabilitación por el Tribunal Supremo en un Pleno en que no varió su condición de líder del Govern.

Advertencia a Junqueras

Además, el anuncio de la fecha de una reunión que dará pistoletazo de salida a l Mesa de diálogo pactada con ERC ha tenido lugar poco después de que el líder de esta formación, Oriol Junqueras, repitiera en el Parlamento catalán que "un referendum de autodeterminación es algo normal y lo volveremos a hacer". 

La respuesta del Gobierno a esta afirmación ha sido el recordar a Junqueras que "ya sabemos cómo acaba la declaración unilateral del independencia o las decisiones que pudiera adoptar el Govern".

Sin embargo, Montero ha afirmado que "yo creo que estamos en otro momento" en el que "cumpliendo con todo lo que los tribunales planteen necesitamos abrir una página distinta de diálogo" sobre Cataluña. "Con la Constitución y la ley", ha añadido, "se pude explorar una amplia gama" de soluciones.

Despojado de su escaño

Para ello se plantea la reunión entre Sánchez y Torra, como paso previo a la constitución de la Mesa de Diálogo y una vez que el Gobierno se ha asegurado que cumple la condición que mantenía el presidente, que Torra, que continuara siendo presidente de la Generalitat. Según reiteró este mismo lunes la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, Sánchez se iba a a reunir "con quien sea presidente de la Generalitat en el momento en que tal cosa quede clarificada por la instancia que puede resolver, que es el Parlamento de Cataluña”, en alusión a la votación de ayer.

En este sentido, Montero no ha querido indicar si a Sánchez le incomoda la situación política en la que se encuentra Torra. "El presidente del Gobierno no se plantea el grado de comodidad o incomodidad que le puede producir un presidente autonómico", ya que su "único objetivo" es "intentar que todas las administraciones rememos en la misma dirección" y que tengan "capacidad de coordinarnos".

Adelanto electoral

La única salvedad que ponían fuentes de Moncloa era que, como había advretido a primeras horas de la jornada de este lunes, Torra convocara el adelanto electoral en Cataluña, puesto que indicaban que Sánchez esperaría a los resultados y no se reuniría con un presidente en funciones.

Montero ha asegurado este martes que el Gobierno no tiene más información sobre esta cuestión que la que es pública , que sigue los acontecimientos "con atención", "sin ningún dato que nos permita afirmar ni una cosa ni la contraria" y ha recordado que la convocatoria electoral es competencia exclusiva de Torra

En caso de producirse, la portavoz del Gobierno y también ministra de Hacienda ha descartado que pueda afectar al Gobierno central, a la duración de la legislatura y a la aprobación de los Presupuestos para 2020.

"Los Presupuestos pondrán de manifiesto quién realmente se ocupa y se preocupa de los catalanes, más allá de otras cuestiones", ha dicho.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento