Igor 'el Ruso' reconoce que hirió a dos hombres sin que éstos le atacaran: "Si me hubieran tocado no estarían aquí"

La Audiencia Provincial de Teruel juzga este martes, 28 de enero, a Norbert Feher, más conocido como 'Igor el Ruso', por dos tentativas de homicidio el 5 de diciembre de 2017 en Albalate del Arzobispo (Teruel), así como un delito de tenencia de arma de fuego reglamentada sin tener la licencia. Ambas tentativas fueron cometidas solo unos días antes de que asesinase a tres personas, un ganadero y dos guardias civiles, en el municipio turolense de Andorra.
La Audiencia Provincial de Teruel , donde declara Igor el Ruso.
La Audiencia Provincial de Teruel , donde declara Igor el Ruso.

Norbert Feher, alias Igor 'El Ruso', ha reconocido este martes, ante la Sala Única de la Audiencia Provincial de Teruel, que disparó varias veces a Manuel A. y Manuel M. en un masico de Albalate del Arzobispo (Teruel), resultando heridos, el 5 de diciembre de 2017. También ha admitido que introdujo un arma de forma ilegal en España, otro de los delitos por los que se le juzga. 

Asistido por una traductora de italiano y encerrado en una cabina blindada de seguridad, instalada para la ocasión, dada la gravedad de los delitos de que se le acusa, Norbert Feher ha reconocido de manera expresa los hechos ocurridos el 5 de diciembre de 2017, señalando que estaba oculto en el interior de una casa de campo de una de las víctimas, cuando se percató de la llegada de dos personas, el propietario y un cerrajero que acudió para reparar una cerradura de una puerta. 

Si le hubieran atacado los habría matado

Feher escuchó un ruido y salió al exterior portando dos armas cortas, previamente recogidas y que sacó al salir a la puerta, donde encontró a una persona -Manuel M.-- a quien ha reconocido que disparó, primero como "advertencia" y después alcanzándole, huyendo el herido. También disparó al propietario del masico. El acusado ha negado que los heridos se abalanzaran contra él, como dijo una de las víctimas anteriormente, y ha asegurado que si lo hubieran hecho los habría matado: "Si me hubieran tocado ellos no estarían aquí".

Igor 'El Ruso' ha dejado claro que no disparó con la intención de matarles y que, en ese momento, no miró si las víctimas llevaban armas, puntualizando que no había mucha luz. Además, ha dicho que ese día llevaba prendas militares y llevaba puesta una gorra. 

Por otra parte, Feher ha manifestado que compró en Italia el arma con la que disparó en este suceso, una Beretta 98FS de 9x21 milímetros y que entró con el arma en territorio español el 21 de septiembre sin comunicar que la portaba a las autoridades. En la provincia de Teruel llevaba menos de una semana cuando ocurrieron los hechos.

El fiscal solicita una pena de nueve años y once meses de prisiónpor cada uno de los dos intentos de homicidio y tres años de prisión por el delito de tenencia ilícita de armas. Como responsabilidad civil pide, además, que se indemnice a los dos perjudicados con 116.821,34 euros.

La defensa se ha sumado a las calificaciones de las acusaciones

"A la vista del reconocimiento de los hechos" por parte de su patrocinado, Manuel Zapater se ha adherido a la calificación de los hechos y ha pedido que le impongan una pena de seis años, tres meses y un día de prisión por cada homicidio en grado de tentativa y otros dos años por la tenencia ilícita de armas, manifestando su conformidad con las indemnizaciones solicitadas al basarse en informes de los médicos forenses.

Zapater ha dejado claro que "la única discrepancia es la relativa a la pena" y, de hecho, por parte de la defensa "se reconocen los argumentos que las acusaciones expresaban", también las agravantes de abuso de superioridad y uso del espacio y el tiempo. En descargo de su representado, el letrado ha dicho que Feher ha reconocido estos hechos en su primera declaración, en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Alcañiz y, también esta mañana en Teruel.

"No vamos a relativizar ni debilitar de soslayo la gravedad de los hechos, pero sí reiterar que entre el máximo de la pena y el mínimo hay una horquilla amplia de varios años como para que se valore si se debe hacer caso a las acusaciones o no", ha agregado.

También ha dicho Zapater que el hecho de haber oscuridad en el momento de los hechos, desconocer el país y llevar poco tiempo en España pudo hacer sentir a Feher "miedo a lo que pudiera pasar". Después, en declaraciones a los medios de comunicación, Zapater ha expresado que "el miedo es una cuestión a valorar por el tribunal", si bien "no existía una necesidad racional de -utilizar-- los medios empleados para que pueda apreciarse legítima defensa", recordando que solo Feher iba armado.

Ha comentado que, durante la vista oral, el acusado ha permanecido "tranquilo, sereno, en ningún momento nervioso" y ha recalcado que "él es consciente de lo que ocurrió y las consecuencias". Feher ha sido "respetuoso" al hablar con él. El juicio ha quedado visto para sentencia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento