Más de 120 personas pondrán en escena 'Un ballo in maschera' de Verdi en la vuelta de la ópera al Calderón de Valladolid

El Teatro Calderón de Valladolid pondrá en escena este miércoles, viernes y domingo la reposición de 'Un ballo in maschera', de Giuseppe Verdi, en un montaje, con la colaboración de la Opera Estatal de Hungría y de la Ópera de Oviedo, en un montaje en el que participarán 120 personas, entre cantantes, coro y músicos.
Presentación de la ópera 'Un ballo in maschera' en el Teatro Calderón de Valladolid.
Presentación de la ópera 'Un ballo in maschera' en el Teatro Calderón de Valladolid.
EUROPA PRESS

La obra se ha presentado este lunes en el Teatro Calderón en una rueda de prensa en la que han participado la concejal de Cultura y Turismo del Ayuntamiento, Ana Redondo, el director del Teatro, José María Viteri, el director de la Fundación Siglo Castilla y León, Juan González Posada; la directora de reposición Judit Niklai, y los cantantes de ópera José Bros y Damián del Castillo.

'Un ballo in maschera' -un baile de máscaras- ofrecerá tres representaciones en el Teatro Calderón este miércoles, 29 de enero, y el viernes, día 31, a las 20.00 horas y el domingo, 2 de febrero, a las 19.00 horas, en lo que supone la gran cita lírica de la programación del espacio cultural vallisoletano en esta temporada.

Tanto Redondo como Viteri han resaltado la importancia de incluir un gran título de lírica en la programación, algo que se trata de hacer todos los años, pese a que la edil ha señalado lo complejo que supone adaptar estas representanciones a un teatro.

El 'Un ballo in maschera' que llega a Valladolid es una reposición de la adaptación clásica que dirigió el italiano Fabio Ceresa con la Opera Estatal de Hungría, de Budapest, en el año 2018 y que se ha llevado a escena ya a finales del pasado año en Oviedo, con la dirección de Judit Niklai -asistente de Ceresa en la ópera húngara- y con el también transalpino Michelangelo Mazza a cargo del apartado musical.

Viteri ha definido el montaje como una ópera "clásica" muy ambientada en la época en la que se sitúa esta historia, basada en el asesinato del rey Gustavo III de Suecia, al tiempo que ha destacado la importancia de poder contar para la representación con una orquesta "de primer nivel" como la Oscyl y con el Coro Lírico del Teatro Calderón.

Todo ello, con un montaje en el que participan unas 120 personas entre músicos, coro y cantantes y con los roles protagonistas para José Gros como tenor, en el papel de Gustavo III; el barítono Damián del Castillo que debuta como Renato; María Teresa Leva como Amelia y Nicole Piccolomini, en sustitución de Marta Infante, como Ulrica.

En la rueda de prensa se han destacado aspectos como la escenografía, "espectacular" y que se ha traído al Teatro Calderón al 100 por ciento, con bastantes cambios de ambiente y con recreaciones "muy bonitas" como la del salón en el que se desarrolla el baile.

La directora de reposición ha destacado que esta obra supone una "gran oportunidad" para ella al tiempo que también la considera "muy recomendable" para quien no ha ido nunca a la ópera.

Tanto Niklai como los cantantes y también el director del Coro, Sergio Domínguez, han coincidido en dar importancia al "buen ambiente" de trabajo que se ha generado durante la preparación de la obra, ya que el equipo está reunido en Valladolid desde el pasado 7 de enero, para los ensayos de escena y musicales.

Niklai ha calificado de "muy interesante" su "viaje" ya que es "muy diferente" la experiencia de trabajar con cantantes, orquesta y coro españoles, ya que tienen "más temperamento" que los húngaros. Asimismo, ha ensalzado las figuras de Michelangelo Mazza, que ya fue director musical en el estreno en Budapest en 2018 y de José Bros, quien repite en el papel del protagonista tras debutar en Oviedo en noviembre.

LOS CANTANTES LÍRICOS

Bros ha explicado que es la primera vez que trabaja en una ópera en Valladolid y para él supone "un placer" poder tomar parte en una "obra emblemática, maravillosa y diferente" con un personaje con mucho "peso dramático", lleno de pasión, por lo que ha tenido que trabajar mucho para poder "matizar tremendamente cada pasaje".

Especialmente, ha destacado el dúo con el personaje de Amelia en el segundo acto, al que ha definido como "uno de los más emblemáticos de la historia de la ópera".

Por su parte, el barítono Damián del Castillo que debuta en un rol "muy interesante" de personaje "malo", pese a que ha recalcado que "en la vida" es "un hombre bueno" pero que en todo caso quería representarlo porque hace año y medio trabajó en una versión de esta obra en el Liceo de Barcelona en la que interpretó otro papel.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento